domingo, 18 noviembre 2018
02:10
, última actualización
Local

Hallan más de 40.000 cajetillas de tabaco ilegal en una vivienda

La Policía encontró al presunto contrabandista amordazado en la casa tras ser víctima de un robo.

el 09 ene 2012 / 10:10 h.

TAGS:

Los agentes localizaron hasta 75 cajas llenas de cartones de tabaco en un domicilio de Bormujos.

Rodeado de cartones de tabaco y amordazado tras sufrir un robo en la casa donde suministraba la mercancía. La Policía Local de Bormujos detuvo el sábado pasa- do a un hombre de 62 años tras hallar 40.000 cajetillas de tabaco de contrabando en su domicilio, que estaba siendo vigilado desde hacía cerca de tres meses.

El operativo se desplegó cuando los patrulleros, al pasar por la casa -situada en la calle El Garrotal de Bormujos- vieron que, tras una de las ventanas, estaba el dueño de la casa maniatado en una silla. Los agentes procedieron a entrar en la vivienda, donde vieron que el individuo estaba rodeado de cajas de cartón con tabaco de contrabando. La Policía se encontró con cajetillas de hasta una veintena de marcas distintas repartidas por el salón, la cocina y hasta los bajos del sofá y de las camas, según detalló el concejal de Seguridad Ciudadana, Pablo Murillo. En la operación se incautaron de 75 bultos procedentes del contrabando ilícito de tabaco con el fin de eludir el impuesto correspondiente.

Lo curioso del caso es que, tras ser liberado de su mordaza, el implicado señaló que se encontraba así tras haber sido víctima de un robo por parte de tres individuos encapuchados, que se llevaron, según su declaración, varias joyas, entre ellas dos cordones de oro. En todo caso, en la casa se detectaron las pruebas de la búsqueda de los ladrones, que incluso levantaron el zócalo de la cocina para hacerse con el botín, que se sospecha que, además de las joyas sustraídas, sea una importante candida de dinero. Sin embargo, no hay indicios de que los ladrones hubieran querido llevarse las cajetillas de tabaco.

Este hallazgo se produjo después de tres meses de vigilancia, después de recibir los avisos de varios vecinos de que a la casa en cuestión llegaban muchos camiones que realizaban diversas labores de carga y descarga.

La Policía Local de Bormujos, tras realizar las primeras actuaciones, puso en alerta a la Guardia Civil y a la Policía Judicial, que continúan con la labor de investigación ya que la operación que sigue abierta. Las cajetillas incautadas, cuyo valor superaría los 100.000 euros en el mercado, carecían de los títulos legales que acreditasen su legítima importación. Como curiosidad, fue tal la cantidad localizada que se tuvo que recurrir a los servicios de la Guardia Civil de la capital hispalense para el traslado de la mercancía incautada en el operativo.

Por este motivo se procedió a la detención de un varón de unos 62 años, que fue puesto a disposición de la autoridad judicial. Por el momento es el único detenido, aunque no se descartan nuevos arrestos. Todavía no ha trascendido si el juzgado sevillano encargado del caso ha decretado el ingreso en prisión hasta la celebración del juicio o la libertad provisional con cargos a la espera de que comparezca como acusado en una vista oral, según explicó el Consistorio.

La alcaldesa, Ana Hermoso (PP), felicitó a los policías que participaron en la detención y ensalzó "la labor de la Jefatura de la Policía Local" y su "trabajo serio y riguroso para mantener el orden". "En esta ocasión ese trabajo ha recogido unos frutos muy efectivos, lo que supone una garantía para los vecinos", dijo.


  • 1