viernes, 19 abril 2019
16:57
, última actualización

Hallan muerta a una policía y a su hermana por disparos de bala en Torremolinos

La Policía sospecha que la agente mató a su familiar dentro de su coche y se suicidó. La mujer, de 47 años y con un hijo, estaba en segunda actividad y ya no patrullaba.

el 01 dic 2013 / 21:04 h.

La casa de la agente de Policía Local que fue hallada muerta junto a su hermana, ayer en Torremolinos. / EFE La casa de la agente de Policía Local que fue hallada muerta junto a su hermana, este domingo en Torremolinos. / EFE

Ana M., una agente de Policía Local de Málaga, con 47 años de edad y madre de un niño, fue hallada muerta por disparos de bala en el barrio de La Colina, del municipio malagueño de Torremolinos. Un vecino encontró el cadáver en un charco de sangre, en mitad de la calle a primera hora de la mañana. En el interior de un coche rojo próximo al suceso se halló minutos después el cadáver de su hermana, de 55 años de edad, que también presentaba diversos impactos de proyectil.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer esta doble muerte pero, de momento, sospecha que la agente local pudo ser quien matase a su familiar después de una fuerte discusión, puesto que las balas encontradas en el cadáver de ésta se corresponden con las de su arma reglamentaria. Los investigadores no hallaron casquillos de otra arma de fuego. Después, según esta hipótesis, la agente se suicidó pegándose un tiro a pocos metros del coche, que estaba aparcado (y con una de las puertas abierta) cerca de las vías del tren.

El suceso tuvo lugar en el domicilio de la agente de Policía, frente al cual estaba estacionado el vehículo donde fue encontrado el cadáver de su hermana. Los cuerpos se hallaron por la mañana, pero las primeras pesquisas revelaron que las dos mujeres habían muerto de madrugada. Los vecinos recordaban unas detonaciones que se produjeron de noche cerrada, en torno a las 00.00 horas, pero en ese momento no lo asociaron con disparos, informa Europa Press.

En torno a las 09.30 horas de este domingo, vecinos de la zona residencial de La Colina, en Torremolinos, alertaron por teléfono a la Policía Nacional y Local de que durante la noche habían escuchado posibles disparos de arma de fuego. Cuando los diferentes efectivos policiales se desplazaron hasta el lugar de los hechos encontraron el cuerpo de una de las fallecidas en el interior de un coche y otro tirado en la calle, justo enfrente del vehículo.

Hasta bien entrada la tarde de los agentes policiales se quedaron en el lugar del suceso, continuando las diferentes investigaciones para culminar las causas del hecho acontecido.

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Julio Andrade, trasladó el pésame a la familia de las fallecidas a través de un comunicado. Andrade explicó que la agente muerta contaba con una experiencia profesional de más de 20 años en el cuerpo de Policía, y recientemente había pasado a segunda actividad, es decir, ya no patrullaba las calles. Ana, como se llamaba la fallecida, era actualmente responsable de seguridad en la puerta de la jefatura de Policía, en el centro de Málaga capital. Se había reincorporado hacía muy poco a su puesto de trabajo después de una baja médica muy prolongada, cuyas causas no fueron aclaradas por parte del Ayuntamiento. La agente residía en el barrio de La Colina, escenario del suceso, mientras que su hermana vivía en la capital de Málaga. Uno de los vecinos de la agente de Policía la describió como “una persona muy tranquila, nada problemática ni rara”.

  • 1