Local

Hallan sin heridas graves a un español desaparecido

El joven español Juan Fernando González Cordón, que se encontraba desaparecido en la ciudad italiana de L'Aquila desde el lunes, descansa ya en un hospital de la zona en buen estado, con algunas heridas que no revisten gravedad, según informó el Ministerio de Exteriores. González Cordón está ingresado para ser atendido de algunas heridas en una pierna.

el 16 sep 2009 / 01:04 h.

TAGS:

El joven español Juan Fernando González Cordón, que se encontraba desaparecido en la ciudad italiana de L'Aquila desde el lunes, descansa ya en un hospital de la zona en buen estado, con algunas heridas que no revisten gravedad, según informó el Ministerio de Exteriores. González Cordón está ingresado para ser atendido de algunas heridas en una pierna.

Desde que se produjo el terremoto, el Consulado español en Nápoles estuvo buscando al joven, que se encontraba en Italia realizando "actividades privadas" y no estaba registrado como residente en la Embajada española en Italia. Su familia se puso en contacto con la delegación diplomática española, ya que no respondía a las llamadas a su teléfono móvil.

Mientras, tres estudiantes erasmus de la Universidad de Sevilla que vivieron el terremoto en L'Aquila llegaron ayer a la capital hispalense. La vicerrectora de Relaciones Internacionales de la Universidad, Lourdes Munduate, informó de que los tres alumnos llegaron "en buen estado de salud y sin daño físico alguno".

Al hilo de ello, explicó que los tres estudiantes afectados "estaban incomunicados, por lo que fue a través de las llamadas que hacían a sus familiares o amigos como pudimos conocer su estado de salud". "Ha sido muy difícil, pero afortunadamente ya los tenemos en casa sanos y salvos", dijo.

Así, Munduate dio algunos detalles sobre las vivencias de los alumnos. Explicó que uno de ellos "se tuvo que meter debajo de la cama para salvarse e incluso se derrumbó una pared de su habitación, mientras que otro tuvo que salir como pudo ya que la puerta de la habitación se quedó bloqueada". "Estamos muy tranquilos por tenerlos ya en casa", apostilló.

También han vuelto ya a España las dos alumnas de la Universidad de Almería que se encontraban con otra beca Erasmus en L'Aquila. La Universidad fletó uno de sus vehículos en el que viajó un familiar para recogerlas de Madrid.

Las dos chicas, estudiantes de Turismo, primero fueron evacuadas a la ciudad de Rieti y desde allí viajaron hasta Roma, pasaron la noche en un albergue con otros estudiantes y después embarcaron con destino a Barajas. Allí aterrizaron también ayer otros cinco estudiantes españoles y la novia de uno de ellos tras pasar "mucho pánico" y sin ganas de volver a la zona. Así lo manifestó el madrileño Javier Martínez, que tenía previsto permanecer en L'Aquila hasta julio y que contestó "ni de coña" cuando se le preguntó si pensaba volver a la localidad.

Martínez recordó que eran las 3.30 de la madrugada del lunes cuando comenzó a moverse todo y se empezaron a caer "todas las cosas" en su casa situada a unos diez minutos del centro de L'Aquila. Este estudiante madrileño relató que las semanas anteriores habían sentido otros temblores, pero aseguró que nunca se les advirtió de que se pudiera registrar un seísmo de gran magnitud.

En el vuelo de Alitalia en el que llegó a Barajas Javier Martínez viajaba también su novia, Marta Ochoa, que había viajado a la capital de la región de Los Abruzos para visitarle. Ochoa, de 24 años, reveló que, tras oír un golpe, se levantó, vio que todo estaba roto y empezó a gritar.

Relató cómo su novio tuvo que derribar una puerta para que pudieran salir del edificio donde vivían varias personas que estaban atrapadas y cómo la gente abandonaba los inmuebles y había "un tráfico horrible porque todo el mundo quería salir de la ciudad".

Por otro lado, cuatro de los cinco estudiantes de la Universidad de Extremadura que se encontraban en Italia disfrutando también de una Erasmus regresaron ayer a España y se encuentran "en perfecto estado" tras el terremoto.

  • 1