Local

Hamás acepta con condiciones el plan egipcio de alto el fuego en Gaza

El portavoz de Hamás en Siria, Ali Barake, confirmó ayer que su organización acepta el plan egipcio de alto el fuego en Gaza siempre y cuando se acepten sus condiciones. Entre ellas se incluye que Turquía sea el garante del acuerdo y que en lugar de tropas internacionales haya observadores para supervisar el cumplimiento del pacto. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:10 h.

TAGS:

El portavoz de Hamás en Siria, Ali Barake, confirmó ayer que su organización acepta el plan egipcio de alto el fuego en Gaza siempre y cuando se acepten sus condiciones. Entre ellas se incluye que Turquía sea el garante del acuerdo y que en lugar de tropas internacionales haya observadores para supervisar el cumplimiento del pacto.

Según declaró Barake, los otros puntos del acuerdo serían una tregua humanitaria de tres días, la retirada de las tropas israelíes de la franja en 48 horas y una nueva tregua de un año. Además, otra de las condiciones de Hamás es que los pasos fronterizos de Gaza estén abiertos durante el año de tregua -fin al bloqueo- y reconstrucción de la franja. Ahora falta que Israel acepte este plan ya que hace 15 días, al igual que hizo Hamás, lo rechazó.

Sin embargo, el dirigente de Hamás en el Líbano, Osama Hamdan, negó que su organización haya aceptado la iniciativa egipcia y dijo que todavía existen diferencias para poner fin a las hostilidades en la franja de Gaza.

En medio de esas versiones se mantiene el silencio del máximo líder de Hamás, Jaled Mishaal, quien el sábado anunció desde Damasco una serie de condiciones para aceptar el alto el fuego parecidas a las planteadas ayer.

El papel turco. La actual ofensiva israelí contra el movimiento radical islámico palestino Hamás en la franja de Gaza está complicando el papel de Turquía, principal aliado musulmán de Israel, como mediador en el conflicto de Oriente Medio. Por esa razón, emisarios turcos buscan una solución dialogada a la crisis, aunque sus principales dirigentes, como el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, elevan a diario el tono de sus críticas hacia Jerusalén. "Mis críticas son duras, pero no tanto como las bombas de fósforo" -supuestamente utilizadas por Israel en Gaza-, manifestó Erdogan esta semana después visitar a 10 palestinos heridos trasladados a Turquía para su tratamiento. El presidente de EEUU, George W. Bush, habló esta semana por teléfono con su homólogo turco, Abdullah Gül, para pedirle que comprendiese la actitud de Israel, aliado de ambos. Según ha trascendido en los medios turcos, Bush comparó la ofensiva en Gaza con las operaciones turcas contra las posiciones del grupo armado kurdo PKK en el norte de Irak, a lo que Gül respondió que ambas situaciones no tienen parangón y que Turquía no ha matado a civiles. Algunos analistas sostienen que la posición crítica con Israel podría minar la capacidad mediadora de Turquía, un papel que Ankara pretende reforzar este año a través de su asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. El peso de las mediaciones lo lleva uno de los principales asesores de Erdogan, Ahmet Davutoglu.

  • 1