Local

Hamás aceptaría un estado formado por Gaza, Jerusalén Este y Cisjordania

La presión que está ejerciendo EEUU tras la llegada a la presidencia de Barack Obama para la creación de un estado palestino puede dar sus frutos. Ayer se pronunció Hamás. Aceptó un estado palestino con las fronteras fijadas por Naciones Unidas, las de 1967, es decir, con Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este.

el 16 sep 2009 / 04:21 h.

TAGS:

La presión que está ejerciendo EEUU tras la llegada a la presidencia de Barack Obama para la creación de un estado palestino puede dar sus frutos. Ayer se pronunció Hamás. Aceptó un estado palestino con las fronteras fijadas por Naciones Unidas, las de 1967, es decir, con Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este.

Este anuncio lo realizó ayer el líder del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, al ex presidente de EEUU Jimmy Carter. Este posicionamiento del movimiento islamista es similar al de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), lo que puede suponer un acercamiento entre palestinos, tal y como exige occidente para intentar dar una solución este problema de Oriente Próximo.

Haniye, quien ayer se entrevistó con Carter en Gaza, afirmó que "si existe un proyecto realista para resolver la causa palestina con el establecimiento de un estado en los territorios ocupados en 1967 y con plena soberanía, lo apoyaremos". "Estamos intentando hacer avanzar el sueño de tener nuestro propio estado independiente con Jerusalén como su capital", aseveró Hainye en una rueda de prensa en la que compareció junto a Carter.

Las declaraciones de Haniye se producen después de que el domingo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijera que aceptaría la creación de un estado palestino "desmilitarizado", por primera vez desde que asumió el cargo a finales de marzo. De forma similar se pronunció el lunes su ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, quien anunció que su Gobierno está dispuesto a iniciar un diálogo "sin condiciones" por la paz en todo Oriente Próximo.

La práctica totalidad de las iniciativas de paz, así como las resoluciones internacionales, exigen al Estado judío que se retire a las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967, para permitir el establecimiento de un estado palestino en los territorios que Israel ocupó en esa contienda. Esos territorios son Cisjordania, Gaza y el Este de Jerusalén. Pese a que la carta fundacional de Hamás no reconoce el Estado de Israel, la aceptación de las llamadas "fronteras del 67" conlleva un reconocimiento implícito del estado judío.

Carter declaró por su parte que la base para resolver el conflicto palestino-israelí debe ser "una solución de dos estados con Jerusalén como capital compartida", en alusión a la aspiración de los palestinos de establecer en el este de la ciudad santa la capital de su estado. El ex presidente de EEUU es la personalidad occidental más conocida que se entrevista en Gaza con el líder de Hamás -movimiento que EEUU y la UE consideran grupo terrorista- desde que hace dos años el grupo islamista tomó la franja tras expulsar a las fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abás.

  • 1