Local

Hamás amenaza al Gobierno israelí con una nueva Intifada

Ante la presencia de medio millón de fieles, el grupo islámico Hamás hizo temblar los cimientos del proceso de paz en Oriente Próximo al amenazar a Israel con una nueva Intifada, la tercera, en la celebración de su 20 aniversario. El Gobierno israelí instó al líder palestino a que impida el avance de Hamás.

el 14 sep 2009 / 21:33 h.

TAGS:

Ante la presencia de medio millón de fieles, el grupo islámico Hamás hizo temblar los cimientos del proceso de paz en Oriente Próximo al amenazar a Israel con una nueva Intifada, la tercera, en la celebración de su 20 aniversario. El Gobierno israelí instó al líder palestino, Mahmud Abbas, a que impida el avance de Hamás.

Cientos de miles de palestinos se concentraron en la franja de Gaza para conmemorar el vigésimo aniversario del movimiento islámico, en el que los líderes de Hamás aseguraron que continuarán la lucha contra Israel hasta derrotarlo. "Les digo a aquellos (Israel) que quieren golpear al movimiento de resistencia que sus ilusiones no les servirán de nada", afirmó Ismail Haniye, líder de Hamás en Gaza y depuesto primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina.

Su colega Haled Mashal, que dio un discurso televisado, manifestó que "nuestro pueblo aún tiene fuerza para lanzar una tercera o una cuarta intifada, hasta la llegada de la victoria".

El movimiento islámico fue creado el 15 de diciembre de 1987, poco después de estallar la primera Intifada, sobre los principios del Islam y por inspiración del parapléjico jeque Ahmed Yasín, a quien Israel mató en 2004 en un bombardeo. Ayer, rodeados por una ola verde, color del movimiento islámico, los dirigentes de Hamás alentaron a los palestinos de Gaza a resistir los embates de Israel, que tiene aislada la franja desde que se hicieron con ella en junio tras expulsar a las fuerzas oficialistas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Los analistas cifran entre 300.000 y 500.000 los participantes que tomaron la plaza de al Khatiba, en lo que Hamás quiso que fuera una demostración de fuerza frente a sus rivales de Al-Fatah. La multitudinaria concentración comenzó en las mezquitas, tras lo cual las masas fluyeron por las calles de la franja. "Este número confirma que el pueblo sigue apoyando a Hamás a pesar del bloqueo", sentenció Mushier al-Massri, uno de los diputados del movimiento islamista. Varias encuestas publicadas en noviembre indican que el movimiento islámico perdió popularidad después de los violentos sucesos en el aniversario de Arafat, en los que murieron siete personas.

Advertencia. Israel no desaprovechó ni un segundo para advertir del peligro de estas amenazas. Su ministro del Interior, Meir Sheetrit, advirtió que si el líder palestino Mahmud Abás no impide el avance de Hamás, su país esperará a un sucesor "con la fuerza necesaria para imponer orden en su propia casa". Sheetrit aseguró que existe el temor de que Hamás se apodere de Cisjordania si Israel decide retirarse de ese territorio para llegar a la paz en Oriente Próximo, tal como ocurrió en Gaza.

  • 1