Cultura

Harry Connick: Ni sucesor de Sinatra ni hermano de Bublé

Convertido en uno de los grandes croonners estadounidenses, Harry Connick Jr. asegura que ni es "sucesor de Frank Sinatra, ni el gran hermano de Michael Bublé o Jamie Cullum", y es que cree que "cada músico es único en lo que hace. Hay que ver a cada uno sobre el escenario para entenderlo mejor"...

el 14 sep 2009 / 19:54 h.

Convertido en uno de los grandes croonners estadounidenses, Harry Connick Jr. asegura que ni es "sucesor de Frank Sinatra, ni el gran hermano de Michael Bublé o Jamie Cullum", y es que cree que "cada músico es único en lo que hace. Hay que ver a cada uno sobre el escenario para entenderlo mejor".

Connick abrió ayer el XXIV Festival de Jazz de Madrid, hoy actúa en Málaga, mañana miércoles en Zaragoza y el sábado en Barcelona, y lo hace con un nuevo disco a punto de salir a la venta, My New Orleans, un homenaje a la tierra del jazz, el blues y soul, y a la ciudad en la que nació hace ahora 40 años.

"No es que tuviera una deuda pendiente con Nueva Orleans, es una ciudad que siempre ha estado en mi música, pero sí que me apetecía rendirle un tributo, como a músicos como James Booker, Louis Armstrong y Raymond Myles", explica en una entrevista con Efe.

Ellos son su "grandes influencias" y aunque ya no vive en Nueva Orleans, como la mayoría de sus habitantes se sintió "abandonado" por el Gobierno de su país cuando el huracán Katrina asoló la ciudad hace dos años. Ahora, como muchos de los suyos, todo esto se lo ha tomado como "un nuevo comienzo", por eso este disco "no es otra cosa que una celebración, cada canción es un canto de alegría y un sincero homenaje a una ciudad que resurge de los escombros". Fue allí donde Harry comenzó a cantar a los 6 años, incluso a los 11 grabó su primer disco. "Era la ciudad de las salas de jazz y de blues, y es imposible no llevar eso en la sangre", comenta.

Fue en junio cuando, con 20 millones de discos vendidos en todo el mundo y tras haber terminado con éxito una temporada en Broadway con el musical The pajama game -Harry es de esos músicos que lleva una carrera paralela como actor colaborando en más de una veintena de películas y series de televisión- volvió a los estudios para grabar este My New Orleans.

La selección de temas fue "muy sencilla", porque es "una ciudad sobre la que se podrían grabar más de diez cedés homenaje", de ahí que eligiese clásicos como Hello, Dolly, Let them talk, Careless love o Working in a coal mine. Es un disco en el que hay "jazz, gospel, brass band, R&B, country, hasta funk", quizá el "más ecléctico" de su carrera. "Sí, es el que mayor abanico de estilos reúne", reconoce.

Eso sí, flamenco no hay, aunque asegura que le encanta; pero poco más conoce de España, en donde no actuaba desde hacía diez años. "Me gusta su vida nocturna, ayer salí a cenar y nos reservaron para las once de la noche, a esa hora suelo estar ya durmiendo, es increíble", apunta. En los cuatro conciertos que va a ofrecer en España, dice que va a dar un "espectáculo en el sentido más estricto de la palabra. Estará repleto de música y habrá de todo un poco, pero como mejor se puede definir es eso, un espectáculo puro y duro".

  • 1