Local

Hasta Calonge y más allá

El tipo de la chistera se muda a un sitio con ventanas. Mientras unos se renuevan, otros siguen dale que te pego con su tema.

el 18 ene 2014 / 10:26 h.

TAGS:

calonge Estas son las dos fotos que el Tuitiritero colgaba en Facebook esta semana. La primera, el abandono de la anterior sede de El Correo en la Cartuja; la segunda, el momento en que el tipo de la chistera inauguró la nueva redacción el domingo pasado con veinte cuerpos de ventaja sobre su inmediato seguidor. Ambas fotos recogen vacíos muy diferentes. Irene Tenorio, mirando el crepúsculo tras los ventanales de la Facultad de Comunicación, se entristecía pensando en que ya no se ven luces en la acera de enfrente, donde estaba el periódico, y que toda la Cartuja da la impresión de haberse oscurecido. Ignacio Camacho, por contra, apuntaba al pie de la foto, al conocer que El Correo se mudaba a las instalaciones de la Gota deLeche: “Es un excelente edificio cuyos alrededores me traen grandes recuerdos... un sitio para hacer buenos periódicos”. Ojalá sea así. Desde este reluciente rinconcito del Polígono Calonge, el Tuitiritero se asoma a los grandes ventanales, como hace Irene desde la FCOM, pero para ver los campos a lo lejos, los aviones aterrizando y los nubarrones grises despanzurrándose contra la circunvalación. Aquí sí que hay luz. Una luz inspiradora para quienes, sin olvidar los aprendizajes del ayer, están dispuestos a aprovechar las enseñanzas de lo nuevo y evolucionar. No puede decirse lo mismo de todo el mundo: ayer, las redes sociales eran un no parar comentando, alucinadas, las últimas afirmaciones de Juan Manuel Sánchez Gordillo, que son las primeras (las últimas serán las primeras: muy mesiánico todo, en él): Andalucía no es España, ya existía antes de que se configurara el estado español. En Twitter le respondieron de todo:Sr. Sánchez Gordillo, como andaluza y española le pido que deje de decir tonterías. Bastantes problemas tenemos ya en Andalucía (@amperia4). O este otro tuit de @SergioGomMu: Sobre lo de Sánchez Gordillo, se ha dado un gran paso; ha pasado de cometer delitos para llamar la atención a decir estupideces. Para rematar con una crueldad: Tiene menos luces que dientes (@Lamismamente). O en una clave más tendente a la ciencia ficción, gentileza de @japtapias: ¡Es de otra galaxia! Hasta Marinaleda y más allá, le falta exclamar. Pero en lo que más coincidían los tuiteros es en que estas experiencias cercanas a la muerte que experimentan ciertos políticos, lo que hacen es distraer de los verdaderos problemas. @Jacintoguti decía ayer: Mientras los estados estén en manos de trileros, los pueblos no serán más que una piedrecita mareada. Si sus palabras fuesen una foto, también recogerían un vacío diferente. Uno del que no va a ser nada fácil mudarse.

  • 1