«Hay argumentos más que de sobra para que el PA vuelva a ganar en 2015»

ENTREVISTA. El alcalde de Utrera, Francisco Jiménez, hace balance de su último ejercicio como alcalde y de los problemas a los que se ha enfrentado en los últimos años de legislatura.

el 29 sep 2014 / 10:30 h.

El alcalde de Utrera,Francisco Jiménez (PA) sentado en su despacho de Alcaldía en el Ayuntamiento. Foto: Salvador Criado El alcalde de Utrera,Francisco Jiménez (PA) sentado en su despacho de Alcaldía en el Ayuntamiento. Foto: Salvador Criado Llegando al final de su tercer mandato, el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez (PA), confía en recibir de nuevo el respaldo de sus paisanos a un gobierno local que defiende bajo la premisa de una una buena gestión económica lleva por bandera. ¿Cuáles son los argumentos que pretende mostrar a la ciudadanía para volver a recibir su apoyo? El PA ha demostrado una buena gestión económica del Ayuntamiento. Cuando llegamos lo encontramos en malas condiciones, y lo hemos puesto en orden, como reconoce la Cámara de Cuentas, lo que nos ha permitido un desarrollo de la ciudad. El mejor argumento es ese, especialmente en este mandato marcado por la crisis, y pese a ello bajamos la deuda, pagamos a trabajadores y proveedores, y llevamos a cabo obras. ¿Cuáles han sido sus mayores errores en este tiempo? Mi mayor pena es no haber convencido a la oposición de que hay asuntos vitales que deben estar por encima de siglas políticas, principalmente al PSOE, que podría haber hecho más en las reclamaciones al gobierno andaluz. Utrera tiene unas necesidades que dependen de la Junta de Andalucía, como el desvío del arroyo Calzas Anchas, la variante Este, el nuevo colegio de La Mulata… Habrá ciudadanos que en esos errores sitúen la ampliación de la zona azul y la prohibición del acceso de los niños a los festejos taurinos, que trajeron movilizaciones… Hay decisiones que, en muchos casos, precisan de tiempo para que la ciudadanía las valore, como ocurrió con la peatonalización de la Plaza del Altozano. En el caso de la zona azul, la opinión de los comerciantes demuestra que es un acierto, aunque atendí otros razonamientos, y reduje el espacio afectado y bajé el precio de la tarjeta de residentes. En cuanto a la ordenanza de protección animal, fue un asunto de todos los grupos políticos pero, mientras unos partidos hemos sido claros y honrados, otros decían una cosa en las comisiones previas y públicamente variaron su argumento. La propuesta creo que era sensata, pero la mayoría del pleno decidió cambiarla. Hay pendiente la resolución judicial por la quiebra de la empresa municipal Produsa. Con esa buena gestión que habla, ¿cómo se le ha podido ir de las manos este asunto? La gestión de Produsa fue impecable y siempre estaré orgulloso de ella porque en su haber tiene la construcción de más de 550 viviendas para necesitados, cursos de formación, polígonos, convenios urbanísticos muy beneficios para Utrera,… Produsa ha tenido que cerrar porque las empresas que le debían dinero no pagaban. Además, según el informe de la administradora concursal, tenía superávit cuando cerró. ¿Qué proyectos de futuro tiene en cartera si es reelegido? Utrera tiene pendiente una serie de infraestructuras vitales para su desarrollo, como la variante Este, proyectos comerciales a la entrada de la ciudad o potenciar el transporte ferroviario. Todo estos proyectos quedarán recogidos en el nuevo PGOU que se está elaborando. Ha necesitado un pacto para gobernar tras no ser la fuerza más votada, y ahora alguna encuesta no le augura buenos resultados. Pese a ello, se presenta nuevamente… En 2011, el PA fue el partido más votado en Utrera y sus pedanías, pero el PSOE obtuvo 300 votos más en El Palmar de Troya. Tras 12 años de gobierno, el escenario es difícil, pero el PSOE no ha hecho méritos para que Utrera le reconozca valía alguna y ganar los comicios. Yo tengo claro que no puedo prometer algo que sé que no voy a cumplir, y por eso no prometí viviendas gratis ni trabajo para todos, porque es imposible, mientras otros sí lo hicieron. Cuando el ciudadano vote, confío en que pondrá en valor lo que hemos hecho, en cuanto a situación económica y estabilidad. Pienso que hay argumentos más que de sobra para que el PA vuelva a ganar. Sin embargo, hay quienes creen que ha llegado un final de ciclo. Me provoca cierta risa que el argumento del PSOE sea decir que no tengo nada que aportar, en lugar de decir por qué habría que votar a un partido que dejó a Utrera arruinada y no hizo lo que el pueblo necesitaba. Me sorprende el optimismo exagerado de los socialistas cuando se permiten lanzar globos sondas con encuestas más que dudosas, pese a que vienen perdiendo entre un 5 y 10 por ciento de votos cada elección. En estos años de gobierno con el PP, han sido varios los desencuentros. ¿Se arrepiente de aquel pacto? Con una complicada crisis, lo mejor es un gobierno de mayoría porque, con mi experiencia como alcalde, es fundamental para gestionar una ciudad. En 2011, el PSOE obtuvo un concejal más que el PA pero fue incapaz de formar gobierno, quedando como única opción un pacto PA-PP. Al ser dos fuerzas con programas distintos, es normal que haya discrepancias, pero hemos sido capaces de superarlas. Hace días, Juan Luis Montoya dejó su acta de edil del PA para crear un partido independiente. Es algo que se interpretó como abandonar el barco o discrepancias con usted… Juan Luis ha sido concejal de gobierno durante casi 8 años y no tengo nada que objetar a su trabajo. Hace tiempo me comentó que, tras ir en la lista del PA como independiente, quería crear un partido nuevo, algo que me parece legítimo. Yo le pedí que, como el acta de edil la consiguió con el PA, procedía devolverla y así ha ocurrido. Montoya ha tenido un comportamiento fiel al programa y no puedo hablar mal de él. ¿Cómo ve la marca PA de cara a los comicios locales? El PA no pasa por su mejor momento a nivel regional porque no tiene representación en el Parlamento. Sin embargo, ha sido capaz de crear candidaturas humanas y con valores locales, frente a la política profesional a la que nos tienen acostumbrados otros. El PA tiene fuerza para presentar candidaturas en muchos pueblos y gobernar, porque el vecino mira las personas y las propuestas cuando votan en las elecciones.

  • 1