Local

'Hay grados que quedarán cortos de contenido'

Jesús Ventura, profesor de Geografía.

el 15 sep 2009 / 19:31 h.

TAGS:

1. ¿Por qué hay que estar a favor de Bolonia o por qué en contra? Veo aspectos positivos, como la armonización de los estudios superiores en un conjunto amplísimo de países, lo que debe facilitar la movilidad de estudiantes y profesores; y el impulso a una nueva metodología de enseñanza-aprendizaje más participativa por parte del alumnado y del profesorado. También veo el riesgo, no obstante, de que algunos grados pueden quedarse cortos en cuanto a contenidos impartidos, y, sobre todo, el gran salto en cuanto a infraestructuras que hay que dar para poder abordar estos nuevos planteamientos.

2. ¿Está la Universidad preparada para este cambio? Se lleva trabajando en ello desde hace ya años. Sin embargo, el salto de infraestructuras al que antes me refería está aún en parte por dar.

3. ¿Qué efectos tendrá Bolonia sobre las enseñanzas universitarias y sus contenidos? Los contenidos se hacen más aplicados y profesionalizantes, pero sería un error olvidar la base académico-científica que debe sustentar a toda rama del conocimiento. En todo caso habrá que trabajar con grupos de estudiantes más reducidos, fomentar la tutorización de los alumnos y promover la diversificación de las actividades formativas.

4. ¿Supondrá la renuncia a enseñanzas tradicionales de la Universidad? No debe suponer una renuncia a las enseñanzas tradicionales. Sería un error que estoy convencido de que no se va a producir. Además, la corriente que pretendía aprovechar el cambio para reducir la presencia de las Humanidades y de las Ciencias Sociales ha sido suficientemente contestada y ese peligro ha desaparecido.

5. ¿Acarreará Bolonia una privatización de la Universidad en su aplicación? Evidentemente no. De todo lo preguntado es lo que tengo más claro, o, en todo caso, los riesgos no son mayores que con la situación actual. Sí es evidente que en determinadas enseñanzas habrá que acudir a la especialización que representan los máster oficiales, pero siempre con una estructura de estudios reglados con precios públicos.

  • 1