Local

'Hay iniciativas que pueden combatir el hambre y el cambio climático'

El presidente de México, Felipe Calderón, afirmó ayer que hay políticas públicas que pueden ayudar a solventar al mismo tiempo el problema de la pobreza y los efectos del cambio climático.

el 15 sep 2009 / 15:50 h.

TAGS:

El presidente de México, Felipe Calderón, afirmó ayer que hay políticas públicas que pueden ayudar a solventar al mismo tiempo el problema de la pobreza y los efectos del cambio climático.

"La gente pobre es la que más sufre los problemas del cambio climático, pero hay políticas públicas que pueden afrontar ambos retos", aseguró Calderón durante un debate organizado por la Iniciativa Global Clinton sobre la relación entre ambos asuntos.

Entre ellas mencionó el programa "Oportunidades", que consiste en la transferencia directa de una media de entre 60 y 65 dólares mensuales a unos cinco millones de familias, condicionado a que "las madres lleven los niños al colegio y al doctor".

Igualmente, existe el plan "Proárbol" de ayudas que se extiende a siete millones de personas, según Calderón, y que está supeditado a la preservación del bosque y la madera de donde viven los receptores, lo que permite combatir la pobreza, el cambio climático y la deforestación al mismo tiempo.

Gracias a programas como ese, mientras que en la última década cada año se perdían 350.000 hectáreas forestales, el año pasado se recuperaron 500.000 hectáreas en el país latinoamericano.

"Es la primera vez en años que en México la superficie recuperada es mayor que la perdida", destacó satisfecho el presidente, quien también hizo referencia al programa por el que se formará a 1,5 millones de profesores para que éstos instruyan sobre el cambio climático y sus consecuencias en las escuelas públicas.

Calderón anunció que su Gobierno concederá los derechos de autor sobre ese material formativo a la Iniciativa Global Clinton para que lo puedan utilizar otros países de habla hispana.

Para el mandatario, la crisis generada por el encarecimiento de los carburantes puede verse también como una "tremenda oportunidad", porque los altos precios "son el mejor incentivo para el desarrollo de energías renovables".

Al respecto, relató al auditorio el daño que hizo a la economía de su país el que en Estados Unidos se destinaran enormes cantidades de maíz a la producción de biocarburantes y explicó para quienes no lo sabían que la "tortilla" es uno de los principales alimentos en México y "para muchos la única comida a la que tienen acceso".

"El problema llega cuando un país aplica una política pública para promover biocarburantes. En particular, la decisión en Estados Unidos de usar maíz para producir bioetanol causó un impacto en la gente más pobre, al menos en mi país", explicó.

Respecto a la cuestión de cómo financiar la mitigación o adaptación a los efectos del cambio climático, Calderón apuntó a la creación de un "fondo verde" mundial, al que aportarían todos los países, en función de su capacidad, riqueza nacional, ingresos o gases contaminantes emitidos.

En su opinión, los mecanismos establecidos a través del Protocolo de Kioto para financiar esos cambios "no son suficientes y no están funcionando", especialmente para proveer fondos a los países en desarrollo.

El presidente mexicano también dijo no estar de acuerdo con la idea que el asunto de las emisiones contaminantes y el cambio climático es un problema que solo incumbe a los países ricos.

"Creo que todos los países tienen su responsabilidad y podrían ayudar, así que podríamos crear un fondo verde en función de la capacidad de cada uno y empezar así una nueva era en el sistema económico y financiero para invertir el impacto del cambio climático".

  • 1