domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

«Hay líneas en las que es más rentable pagarle un taxi al viajero»

Juan Ramón Troncoso, vicepresidente de Tussam, aterriza en el cargo en un momento en que la empresa se juega su futuro

el 27 jun 2010 / 16:48 h.

TAGS:

-Ha llegado en el momento más tumultuoso, con la grave crisis de la empresa y tras la dimisión de su predecesor, Guillermo Gutiérrez, por mediar el PSOE-A en la huelga de la Feria. ¿Cree que el PSOE se equivocó?
-Creo que ese tema está resuelto, el PSOE explicó su posición y su intención y, para mí, el tema está resuelto.


-¿Hizo bien Guillermo Gutiérrez en dimitir?
-Bueno, creo que ha hecho un trabajo en esta empresa magnífico y respeto absolutamente su decisión. Si me está preguntando si yo hubiese hecho lo mismo, probablemente sí.


-¿Se ha encontrado la empresa tan mal como esperaba?
-La empresa está realmente mal. Tenemos más de 130 millones de euros de deuda a largo plazo, y en 2009 hubo más de 52 millones en pérdidas. Tenemos más de 40 millones de ingresos pero luego hay que buscar más de 60 sólo para pagar la nómina, eso antes de ponerle la rueda a los coches y echarles gasoil. Tenemos que reestructurar los servicios, pero también habría que ver las cosas desde el punto de vista del área metropolitana.


-¿Y eso qué significa?
-Pues que habrá que convencer a los grupos parlamentarios de la necesidad de abordar una ley de transportes en Andalucía, tenemos que ver la aportación que hacen a nuestro sistema urbano los viajeros metropolitanos, que son millones al cabo del año.


-¿Una ley? ¿Y la idea de integrarse en el Consorcio Metropolitano de Transportes?
-No renunciamos a priori a ninguna línea de trabajo que mejore los resultados de la empresa, lo uno no excluye a lo otro. Es necesario ver la dimensión metropolitana que tiene el servicio que presta Tussam, porque hay algunas líneas que tenemos que mantener por la demanda de ciudadanos del área metropolitana.


-Al final estamos hablando de dinero, ¿no?
-Al final estamos hablando de dinero, claro, de que se financie a ese viajero que no es urbano.


-La Junta ya ha dicho que no, que sería una discriminación con el resto de Andalucía.
-Yo no digo que dé un trato especial, lo que digo es que se reconozca la realidad. Estamos dando un servicio urbano, pero a la vez prestando un servicio a la Gran Sevilla, porque muchas de las personas que vienen en los interurbanos necesitan utilizar nuestro sistema. ¿Que esto se tiene que plantear también en Málaga, en Córdoba o en Cádiz? Pues por eso digo que hace falta una ley. Al margen, habrá que ver las tarifas, que en Sevilla son más baratas que en Málaga o Córdoba, y eso no está ni justificado ni es razonable.


-¿Qué coste tiene de media cada viajero?
-En torno a 1,25 euros, pero hay que tener en cuenta que el que pica lo que pone son 0,70 euros porque la otra parte se paga desde las administraciones públicas. Y lo que queremos es que nos ayuden en la parte que mueve personas del área metropolitana.


-Este año se dijo que las tarifas subirían en primavera y al final no se ha hecho, ¿por qué?
-Porque al final nos ha afectado el plan de estabilidad aprobado en el Pleno por el Ayuntamiento, con lo que al final la subida será ya a partir de enero y estará en la línea de lo que haga el Consorcio de Transportes. Queremos ver también qué hacen otras empresas de transporte, la idea es no hacer una cosa muy distinta de los demás.


-¿Todos los títulos de transporte que hay en la actualidad?
-Es una de las cosas que también hay que estudiar para ir a esa confluencia de precios de tarifas con las ciudades de nuestro nivel, como Valencia o Málaga. Quizás lo que convenga es ir a un reajuste de los títulos, hay que estudiar qué ocurriría si se quita el bonobús sin transbordo.


-¿Subirá más el billete univiaje que el bonobús?
-Sí, porque el billete pretende que pagues de verdad el costo del servicio. Lo que pretende el billete univiaje es que no tengamos también que subvencionar al que esporádicamente coge el autobús.


-¿Y qué le da Tussam a cambio al ciudadano?
-Algo muy importante, la viabilidad de la empresa y no seguir siendo una sangría para la ciudad. Sevilla está pagando los costos excesivos de una empresa con problemas, y el que no coge el autobús también paga la mitad del billete.


-A este ritmo, ¿cuánto podría sobrevivir la empresa?
-No más de cinco años en esta situación: entraría en causa de disolución absoluta.


-Se habla de reajustar las líneas, eso es quitarlas, ¿no?
-No necesariamente, hay ajustes que pueden hacerse alargando el trayecto de algunas líneas o fusionando unas con otras. Lo que no puede ser es que hay líneas en las que la demanda ha caído de manera tan tremenda que algunas hay que subvencionarlas al 80%, es más rentable pagarle un taxi al viajero.


-¿El viajero tendrá que esperar más en la parada?
-Hombre, en algún caso puede suponer una espera de dos o tres minutos más. Para evitarlo también hay que seguir haciendo un esfuerzo en carriles bus, la velocidad comercial de 11 kilómetros hora es una ruina cuando el Metro está en 35. Habría que llegar al menos a 20 kilómetros por hora, pero además de hacer un carril bus hay que hacerlo respetar.


-¿Hace falta más mano dura por parte de la Policía Local?
-Creo que no se están respetando los carriles bus y habría que hacerlo, claro que sí. No sé si se multa mucho o poco y si después las multas se cobran, pero que no se está haciendo respetar contundentemente es un hecho probado.

  • 1