Jóvenes al día

«Hay que hacer aún más de lo que se está haciendo»

Es trabajadora social y su oficio no le pesa, todo lo contrario: ocupa su tiempo libre ayudando a los demás. Ha hecho todo tipo de voluntariados, disfruta de cada instante que dedica a las labores sociales. Para ella, obligación y devoción son lo mismo.

el 23 may 2014 / 09:00 h.

BARBARA-JIMENEZHace sólo diez meses Mi Mijita, una pequeña asociación formada por profesionales de distintas disciplinas, comenzó su andadura por el mundo de las ONG, un universo que a veces puede resultar duro, complicado, pero que quienes lo viven desde dentro no dudan en calificar como algo maravilloso. Una de esas personas que conocen a la perfección las entrañas de las organizaciones es Bárbara Jiménez, una voluntaria de Mi Mijita que nos ayuda a acercarnos a la labor de la organización. ¿Desde cuándo formas parte de la organización Mi Mijita? La asociación se constituyó en julio de 2013 y yo me incorporé en octubre, que fue cuando me propusieron unirme. Viendo las necesidades que veo por mi trabajo y que ahora mismo no encontraba en la provincia de Sevilla ninguna otra entidad que ofreciera un servicio interdisciplinar, acepté. ¿Qué te hizo dar el paso? Me lo pensé porque el voluntariado siempre lo he llevado a lo largo de mi vida. Cuando terminé los scouts fui voluntaria, ayudé a Cáritas a realizar una guía de recursos para inmigrantes, después he sido voluntaria en el Colegio de Trabajadores Sociales... todo esto por el mero hecho de desarrollarme personalmente, de conocer gente, de ver las posibilidades profesionales... porque en mi trabajo tengo límites pero en el voluntariado no. Aquí todos estamos al mismo nivel, todos proponemos iniciativas. Lo bonito es que tienes mucha libertad. Lo que se te ocurra lo puedes proponer. Eso fue exactamente lo que me dio el empujón para formar parte de Mi Mijita. ¿Qué proyectos tenéis en marcha en estos momentos iniciales? Hay cuatro bloques: el primero es la difusión de los servicios que ofrecemos a entidades públicas, particulares, asociaciones y, por supuesto, particulares. El segundo es la atención a quienes acuden a nuestra asociación, la puesta en marcha de ayudas de fisioterapia, de pedagogía, de psicología, de trabajo social... El tercer bloque es la oferta de talleres que nosotros podamos abarcar como el taller para personas mayores que se hará por las mañanas y que estamos preparando. Por último, tenemos el seguimiento y la evaluación cada equis tiempo de las actividades. ¿Es muy diferente estar en una organización en plena construcción como ésta a colaborar en un sitio ya consagrado? Sí. Ves cómo se forma lo más importante: el grupo. Es complicado porque cada uno viene de una experiencia, tiene un bagaje anterior, otros voluntariados, por lo que es difícil congeniar pero ahí vamos (ríe). ¡Estamos en el proceso! Se conforman también los objetivos, valoramos adónde queremos ir. Además, hay que conseguir que se dé a conocer nuestra filosofía. Siempre que la comento con algún amigo me dice: «¡Qué bonita la idea! Llama la atención». Es una iniciativa diferente, lo que me hace tener más ilusión para continuar. ¿Y cuál es esa filosofía? Que lleguen los tratamientos a cuantas más personas mejor. ¿Cuáles son vuestros objetivos? Atendemos a todos los ciclos vitales, desde niños hasta mayores. Tenemos un centro interdisciplinar: ofrecemos tratamientos de fisioterapia, psicología, pedagogía, logopedia y trabajo social. Queremos que la persona esté intervenida en todos los puntos. Hacemos reuniones en las que vamos viendo cuáles son las necesidades de esa persona, va por ciclos. Se van valorando y evaluando los objetivos que se van presentando para superarlos. Otro factor importante es la familia. Igual que tenemos que hacer un tratamiento específico para una persona también tenemos que hablar con su familia para que cambie y se adapte a la situación, ella también tiene que intervenir. ¿Piensas que ahora es aún más necesaria la ayuda ciudadana? Sí. Y crear redes también. En este caso, que estamos en la zona Triana, en Los Remedios, hemos mantenido conversaciones con la parroquia y, aunque no tengamos nada que ver una entidad con otra, es importante que nos informemos mutuamente de las actividades que tengamos. También nos hemos presentado a otras asociaciones para que la gente vaya conociendo el servicio, que se vaya implicando. ¿Crees que es fundamental el trabajo en equipo? Es muy importante aunque sea difícil. Nos coordinamos: cada uno aporta sus conocimientos en el proyecto para unificarlos y que sea más completo. Las unidades sumamos y el resultado es aún mayor que la suma de los individuos. ¿Son lazos especiales los que se forman entre los voluntarios? Totalmente. Con los compañeros no sólo hablas de las tareas que hacemos aquí, sino también de cosas personales. El buen ambiente que hay hace que al día siguiente te entren más ganas de venir. Eso motiva mucho también a la hora de continuar viniendo aunque sea de forma altruista. ¿Cómo es compaginar la vida diaria con el voluntariado? Es muy complicado (ríe). Lo consigo porque sacrifico otras cosas: tiempo de ocio, la vida con la pareja, el deporte, que lo hago yendo en bici a los sitios... pero organizándote se puede. Además, es algo que te reporta mucho. ¿Cómo defines tu experiencia? Muy gratificante. Te enseña a ver que hay que hacer aún más de lo que se está haciendo. ¿Aconsejas el voluntariado? Sí. Te aporta crecimiento personal, el conocer a más gente... ¡y también te ayuda profesionalmente! Yo por ejemplo, estoy aprendiendo muchísimo de mi compañera de logopedia. Vas aumentando tus conocimientos, tu red de personas. Estoy visitando centros y residencias para la difusión de lo que hacemos. Entablamos nuevas relaciones, hacemos nuevos conocidos, lo que es importante para mí profesionalmente. ¿Cómo se puede participar? Como voluntario: trabajando con los niños que están aquí, haciendo actividades también con personas mayores, dándoles tratamiento, visitándolas... el crear lazos entre los voluntarios y la realidad de este entorno Los Remedios-Triana. Dentro de nada nos registraremos en la plataforma de voluntariado, ¡somos tan recientes que aún no lo hemos hecho!

  • 1