Economía

"Hay que quitar bloqueos a la administración electrónica"

El director para Andalucía de la multinacional de servicios tecnológicos Everis resalta la contribución al ahorro y al cambio del modelo productivo de su sector

el 16 may 2011 / 19:41 h.

Bruno Sanz, en las instalaciones centrales de la empresa Everis en Andalucía, ubicadas en el sevillano parque tecnológico Cartuja 93.

-Tiempos de recortes. ¿Se han notado mucho en las nuevas tecnologías?

-Sí, se han notado especialmente porque somos un sector muy acostumbrado a grandes crecimientos y el frenazo en la inversión, tanto de administraciones como de empresas, ha sido importante.

-¿Y cuál ha recortado más, la administración o la empresa?

-El mayor volumen de trabajo parte de las administraciones nacional, regional, provincial y local y de los programas europeos, de ahí que su recorte se note más. Sin embargo, si analizamos la proporción, el comportamiento en una y otra ha sido equivalente.

-¿No es contradictorio con la economía sostenible que tanto se pregona?

-No se ha recortado tanto en tecnología como en otras partidas, aunque ha faltado poner en valor qué repercusión tienen las nuevas tecnologías en el ahorro de costes en otros ámbitos antes de decidir los recortes. Si queremos cambiar el modelo productivo, este sector es, sin duda, uno de los que se debe potenciar.

-En estos momentos, a la hora de trabajar con esa administración, ¿se pone más énfasis en el ahorro de costes que en el puro avance tecnológico?

-Una cosa lleva a la otra. Buscamos simplificación, accesibilidad y velocidad al realizar los trámites. Si se rompe la barrera presencial en los trámites tanto personales como empresariales gracias a medios telemáticos, el ahorro irá más allá del propio gasto de la administración, al ser también ahorro de tiempo y de dinero para el particular o la empresa.

-¿La administración electrónica es un hecho o queda mucho camino por recorrer?

-Es una realidad en la medida en que existen el marco jurídico y los medios que la permiten, si bien hay aún un recurrido importante porque es ingente y variada la cantidad de trámites que se hacen con la administración.

-¿Cuál sería la más atrasada, la administración de Justicia?

-Probablemente, pero hay que tener en cuenta que los complejos procesos judiciales a veces impiden aplicar las tecnologías pues se exige la presencia física de los ciudadanos. Sí es verdad que, en términos generales, en modernización la de Justicia está más atrás que el resto de las administraciones. Ocurre lo mismo, por ejemplo, con los actos notariales. En cualquier caso, hay que superar los bloqueos no justificados que, todavía hoy, impiden la administración electrónica. En cambio, Hacienda es un ejemplo.

-También bloqueo del ciudadano. El DNI electrónico está en su bolsillo y apenas lo utiliza...

-En efecto, la gente no es consciente de la cantidad de trámites que puede resolver con él. Es necesaria más información. Los servicios están ahí, úselos, máxime teniendo en cuenta que el grado de digitalización [ordenadores e internet] en España es muy alto. No hay que entender la automatización como un recurso de la administración para reducir gastos de funcionarios, sino que se pueden dar más y mejores servicios.

-En el caso de las pymes, ¿esta crisis les hace ir rezagadas en inversión tecnológica?

-Yo creo que no. Incluso están descubriendo que, sin necesidad de acometer grandes inversiones, pueden buscar en la red soluciones de servicios para gestionar los propios procesos internos, desde logísticos hasta financieros, y sólo pagar una cuota por uso. La cuestión es acertar con tus necesidades tecnológicas a medio plazo y quedarte corto en inversiones que posiblemente se quedarán obsoletas. Everis también ha entrado en ese negocio. Nos permite llegar a una cantidad de destinatarios mucho más amplia.

-Y esos servicios de pago por uso, ¿serían válidos para las administraciones?

-Sí. De hecho, la administración comienza a interesarse por ellos porque es una manera que tiene de modular el coste en función del uso real y evitar grandes inversiones por adelantado. Creo que la constitución de iniciativas público-privadas será a partir de ahora frecuente en las nuevas tecnologías. La compañía construye una solución tecnológica y la administración paga por uso, como en las autopistas de peaje.

"Dar una educación por igual es un error"

-El modelo de hacer carrera dentro de Everis no es muy habitual...

-En una firma de servicios tecnológicos su principal activo son las personas. La capacidad de hacer negocio depende de la cantidad de talento que seamos capaces de consolidar, no al revés. Estructuramos y ordenamos los puestos, las responsabilidades, la formación y la evaluación para que cada trabajador tenga recorrido interno. Quizás también en cualquier compañía, pero hay que ser consecuente al aplicar el modelo. En Everis lo somos porque, tras dedicar tanto tiempo e inversión a formación, la rotación nos hace mucho daño. Tenemos, además, un plan de stock options para la plantilla, con el que ésta se siente un poco empresaria, y la gente puntúa muy alto el clima laboral.

-¿Y si la persona no sigue el ritmo?

-El modelo está muy bien para quien es ambicioso y tiene capacidades. Para quien o por circunstancias personales o familiares no lo es ni las puede desarrollar, hay la posibilidad de mayor especialización, productividad, eficiencia y excelencia en su puesto y tiene su compensación retributiva.

-Entonces, está clara su posición en el debate sobre vincular el alza salarial a la productividad y no a la inflación...

-Clarísimamente. El resultado, la ambición y las capacidades de cada uno son distintas a los de los demás. La productividad marca el desarrollo, de ahí que nuestra alza salarial esté por encima de aquellas compañías reguladas por convenio colectivo donde la subidas las marca del IPC. Eso sí, puede haber empleados que no tengan subida un año y otros con subidas extraordinarias. Este debate se ha abierto en la educación, y a mí me parece clave. Si realmente queremos ser competitivos como país, debemos detectar a quienes destacan y darles un entorno donde maximizar sus habilidades. Dar formación por igual es un error.

  • 1