"Hay que recuperar la decencia política"

Teresa Rodríguez, número dos al Parlamento Europeo de Podemos.

podemosLa candidatura ciudadana Podemos nace de la voluntad de los nuevos movimientos sociales como el 15-M y las mareas de dar un paso a la política. En este camino ha logrado enganchar a personas de la universidad y a ciudadanos que nunca habían participado en organizaciones políticas, “porque Podemos es un espacio amable”, según explica la número dos al Parlamento Europeo por esta formación, la gaditana Teresa Rodríguez. Entre uno de los muchos objetivos de Podemos se encuentra “recuperar la decencia política, que no sea una profesión y que se ejerza por un tiempo determinado, siempre bajo un control constante de los ciudadanos”. Rodríguez promete que los eurodiputados que saque su candidatura cobrarán 1.900 euros netos al mes y el resto del salario que percibe un parlamentario europeo -aproximadamente 7.000 euros- se destinará a los movimientos sociales “que dan respuesta a las necesidades de los ciudadanos”. Esta gaditana, de 32 años, y profesora de Lengua, explica que su formación busca recuperar la soberanía “en un momento en el que las riendas de nuestra vida la tienen los poderes económicos, es decir, los que no se presentan a las elecciones”. Asimismo, señala que Podemos va a luchar para frenar que sigan creciendo las desigualdades entre la población, para evitar que aumente la pobreza y “que haya gente que se esté beneficiando de la crisis”. Para ello, Rodríguez aboga por repartir el trabajo y la riqueza y auditar la deuda del país, “porque hay una parte que no es legítima, que se ha generado por el rescate bancario, y los ciudadanos no la tienen que pagar”. En este sentido, sostiene que es necesario volver a controlar el sistema financiero y crear una banca pública, para determinar el modelo productivo “que queremos”, porque estima que Andalucía se ha basado demasiado en la construcción y en la hostelería, “perdiéndose toda la industria”. Respecto de la agricultura, Podemos también es partidaria de repartir la tierra, “puesto que el 2 por ciento de los propietarios tienen el 50 por ciento de las mismas. Finalmente, esta formación estima que estar en Europa será una oportunidad para buscar aliados de otros países “que tienen los mismos problemas” que España, concluye Teresa Rodríguez.

  • 1