Local

«Hay que ser chulo para triunfar»

Jonathan Anzalone, el bailarín más polémico de 'Fama ¡A bailar!', gana la tercera edición del concurso de Cuatro.

el 25 ene 2010 / 20:14 h.

El bailarín Jonathan Anzalone.

Jonathan Anzalone se convirtió el pasado domingo por la noche en ganador del concurso de baile Fama ¡A bailar! y se embolsó un premio de 30.000 euros para formarse en una escuela de baile, aunque ahora dice con el mismo aplomo que ha mostrado en el programa: "No me conformo con el baile, también quiero ser actor".

"Creo que para conseguir algo en la vida hay que ser un poquito chulo, y a mí me ha funcionado en Fama", dice el bailarín italiano, de 22 años, elegido por votación de los televidentes como mejor bailarín entre 14 jóvenes en la final de la tercera edición del talent show de Cuatro, después de cinco meses de convivencia y estudio en la academia del programa.

Jonathan Anzalone -residente en Los Ángeles (EEUU) y que se presentó al concurso cuando trabajaba en Ibiza en una discoteca- reconocía ayer en una reunión con periodistas que ha sido uno de los concursantes más polémicos, lo que atribuye a que lo pasó mal al principio "porque no dominaba el idioma y me encontraba solo" entre los 19 bailarines que iniciaron el programa. Dijo que estuvo a punto de abandonar pero, una vez superados los lastres de la comunicación, aplicó a la convivencia el lema que forjó en la escuela, "me da igual", que ayer llevaba impreso en su camiseta rosa, y se afanó en perfeccionar su técnica de baile street, una especialidad que aprendió "viendo vídeos" y de la que vivió "muy relajadamente" gracias a espectáculos callejeros en Los Ángeles. "Siempre quise ser famoso, y ahora me voy a comer el mundo", afirmó el bailarín, que muestra ya un desparpajo en español equivalente a su ambición artística; "no me conformo con el baile, ahora quiero ser actor", apuntó, y no olvidó dar las gracias a los profesores de la escuela, "por ayudarme a mantener una disciplina". Preguntado sobre si ganó el mejor o el más votado por el público, Jonathan se incluyó entre los mejores, aunque señaló a otros bailarines como "más completos", y explicó que le eligieron "porque el público prefiere una persona real, y yo desde el principio me he mostrado como soy".

  • 1