jueves, 21 febrero 2019
20:02
, última actualización
Local

"Hay un ‘boom’ de demanda deportiva en la ciudad"

El concejal de Juventud y Deportes destaca el "enorme avance" que se ha producido en los últimos dos años en instalaciones y programas deportivos en Sevilla y asegura que "ya no hay puntos negros".

el 04 jun 2010 / 18:11 h.

TAGS:

José Manuel García.
-¿Qué balance hace de 2009?
-Los objetivos fueron incrementar y mejorar tanto las instalaciones deportivas como la oferta de programas deportivos y los hemos cumplido sobradamente. En 2009 se invirtió una cifra récord en instalaciones: 17,6 millones, la cifra más alta en la historia del IMD . Esa cantidad se destinó a ejecutar 45 actuaciones, entre ellas, tres piscinas cubiertas, 14 campos de césped artificial (había uno hasta ahora), una nueva pista de atletismo (en San Pablo), 15 pistas de pádel, dos rocódromos... En cuanto a programas, se ha registrado un incremento enorme de participación deportiva, que en el caso del programa de marcha en bici ha sido del 184%; en carreras populares, del 64%, en circuitos de paseo, del 54%. Han sido incrementos espectaculares.

-¿Qué inversiones se van a realizar este año?
-16 millones en 36 actuaciones. Destaca la construcción de tres pabellones polideportivos. Dos estarán en el Centro, San Luis y Mendigorría, que se acabarán tras el verano, y otro estará en La Paz, que estará a finales de año. También se harán siete campos de fútbol de césped artificial y 20 pistas de pádel.

-¿Está creciendo la demanda deportiva en Sevilla?
-Estamos viviendo un boom de demanda y práctica deportiva, sobre todo en césped artificial y pistas de pádel. Hasta hay lista de espera en pádel: si pides cita hoy mismo te la darán para dentro de unos 15 días, y en la ciudad no había ni una pista de pádel pública hasta el año pasado. Ahora hay 15 y este año vamos a hacer 20 más: de cero a 35 en dos años. Y algo parecido ocurre con el césped artificial: existía uno, en Hytasa. Se han hecho 14 en 2009, habrá siete más en 2010, y otros cinco en 2011: en total, 27 campos. Y eso que el Plan Director de la Junta establecía 24 para 2016. Hasta se va a hacer un campo de béisbol de césped artificial para el equipo de béisbol de Sevilla, en Amate, que juega en la División de Honor. Para ilustrar lo que digo hay un dato rotundo: de las 700.000 personas que viven en la ciudad, 240.000 practican algún deporte con regularidad. Y de esas, 146.000 lo hacen en centros o programas municipales.

-¿Afectará la crisis a los nuevos proyectos?
-Nuestro presupuesto, como el del Ayuntamiento, se ha recortado, pero es un recorte en gasto corriente y no de inversiones. La reducción será para reducir determinados consumos: agua, energía, carburantes, y apenas podrá notarse en que hemos reducido el horario de apertura y cierre de algunas instalaciones deportivas. El tiempo que en Sevilla abren las instalaciones es enorme, de 8.00 a 24.00 horas, y en algunas el horario lo hemos reducido en dos horas.

-Hay algún punto negro en instalaciones deportivas.
-Cuando IU llegó al Gobierno en 2003 y asumió Deportes, detectó que los equipamientos estaban mal distribuidos: en los barrios de la periferia no había instalaciones. Las inversiones las hemos centrado en equipar a los barrios para equilibrar la situación. Se ha hecho un esfuerzo inversor enorme y ahora la ciudad está bien distribuida. No hay puntos negros. Faltan algunas instalaciones en el Casco Antiguo, como pabellones, pero con los dos nuevos se cubrirá ese déficit, y faltan también instalaciones en el Distrito Sur y ese déficit lo cubriremos con el pabellón de La Paz y dos campos de césped artificial. Vamos a llegar a final de mandato en 2011 con una ciudad equilibrada en equipamientos deportivos.

-Usted también es edil del Casco Antiguo. En septiembre empieza a funcionar el polémico plan de tráfico.
-IU apoya el plan. Lo único que se ha hecho es ejecutar una ordenanza de 2007 aprobada por el pleno: el casco histórico es muy grande, no caben tantos coches y hay que restringir de alguna forma. Los criterios son claros: prioridad para la movilidad de los residentes y restringir a los que no lo sean (45 minutos para que entren y salgan). La medida pretende un casco histórico más habitable y proteger la zona monumental. Por supuesto que, aun con estos meses de prueba, si después hay que ajustar alguna cuestión concreta la Delegación de Movilidad lo hará.

  • 1