Local

"He denunciado porque la gente miente mucho"

Una madre denunciante ha presentado un recurso de alzada al detectar irregularidades en 12 casos, como poner de domicilio una casa en ruinas

el 27 jul 2013 / 23:35 h.

TAGS:

Su hijo de 3 años no ha logrado plaza en el colegio más cercano a su casa, un centro concertado en Nervión que ofertaba 50 puestos escolares para el segundo ciclo de Infantil. De los 50 niños que han entrado, la mitad ya tenían hermanos por lo que cuentan en principio con 16 puntos. Entre los 25 restantes, esta madre –que prefiere mantener el anonimato– ha detectado irregularidades en 12 solicitudes y ha presentado un recurso de alzada ante Educación contra las mismas. Para ello, además de examinar los expedientes de los niños admitidos –el colegio está obligado a mostrarlos protegiendo datos privados como los de la declaración de la renta–, durante un mes ha hecho de detective acudiendo a las viviendas señaladas, mirando buzones, preguntando a los vecinos si realmente vivía una familia con niños pequeños o incluso llamando por teléfono para recabar datos con las más peregrinas excusas. Eso sí, “siempre respetando la ley de protección de datos, por ejemplo, en algún caso tenía información del SAS que no he usado, sin embargo me parece una indefensión jurídica que no pueda acceder a los datos de la renta”. En sus pesquisas ha descubierto cosas como que “uno ha puesto que vive en una casa que está en ruinas, sin tejado; otros en un piso donde estuvieron de alquiler pero ya no están; una pareja se ha mudado casualmente ahora, y a un padre le han dado el máximo por renta cuando tiene dos negocios en la zona, no me lo creo”, señala. “Y es sorprendente la cantidad de gente que no pone su nombre en el buzón, y yo pienso que eso es porque hay algo raro”, añade. Admite que hay padres que denuncian por denunciar pero cree que su recurso “está muy fundamentado, puede que haya un par de casos dudosos y a lo mejor me admiten cuatro o cinco, pero yo creo que en al menos diez tengo razón”. ¿Merece la pena el esfuerzo? En su caso, solicitó ese colegio por cercanía a su domicilio y porque tiene todas las etapas educativas mientras que el que le han adjudicado le gusta pero solo tiene hasta Primaria, “y yo no quiero tener que cambiar al niño en Secundaria y que con 12 años lo manden a un instituto”, señala. “Reconozco que lo he hecho primero porque tengo tiempo y segundo porque me da mucho coraje que la gente mienta, y la gente miente mucho”, asegura.

  • 1