Local

"He sido acusado sin duda por llamarme José María del Nido"

El presidente del Sevilla confía en su absolución en el caso Minutas y mantiene sus críticas al proceso que considera una persecución por ser quien es.

el 28 jun 2011 / 21:16 h.

TAGS:

El presidente del Sevilla, José María del Nido, en Los Desayunos de El Correo.
El presidente del Sevilla F.C., José María del Nido, se encuentra en estos momentos a la espera del veredicto judicial del caso Minutas, por el que ha sido procesado durante más de un año por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, delito societario, falsedad documental, deslealtad profesional, fraude y tráfico de influencias. Todos ellos supuestamente cometidos durante su etapa como asesor jurídico del Ayuntamiento de Marbella con Jesús Gil como alcalde. "Saldré absuelto", aseveró ayer Del Nido durante su intervención en Los Desayunos de El Correo en la sede de Cajasol. El presidente sevillista insistió, como hizo reiteradamente durante sus comparecencias ante el tribunal, en denunciar que el proceso seguido contra él ha sido una persecución por ser quien es. "Sin lugar a dudas he sido acusado por llamarme José María del Nido", aseveró.

 

Del Nido dijo ser "objeto de lo que se denomina el derecho penal de autor" en el que "se pena a una persona por su condición personal y nominativa y no por el hecho que ha cometido". Durante el juicio, el presidente del club de Nervión ha mantenido sonoros enfrentamientos con el fiscal, sobre todo cuando hace cuatro meses modificó su escrito de acusaciones para añadir nuevos delitos y elevar la pena reclamada de 13 a 30 años.

El presidente sevillista desgranó ayer las acusaciones vertidas contra él durante el juicio y los argumentos con los que su defensa los fue desmontando, para reiterar que el Ministerio Público fue añadiendo otras nuevas.

"A José María del Nido se le acusa de prevaricación por haber sido contratado a dedo durante el gobierno del GIL" pero "nosotros hemos acreditado en el procedimiento que desde el año 1986 hasta 2007 inclusive, es decir con el gobierno del PSOE, con el gobierno del GIL y con el gobierno del PP, los abogados de Marbella eran contratados por decreto, es decir, a dedo, basados en el principio de confianza".

El abogado aludió tambien a su imputación por un presunto delito de malversación de caudales públicos en el que se le acusa de "no haber prestado el servicio y haber pasado las facturas" y cobrar cinco minutas. "Se me tenía que haber acreditado que no he hecho el trabajo, pero soy yo el que acredita que lo he hecho, y entonces se me acusa de que no era necesaria la participación de un abogado", subrayó.

Del Nido recordó que llevó como testigo al presidente de los Colegios Iberoamericanos de Abogados, Antonio Pedrol, como perito, quien declaró que "sí era preceptiva y necesaria la intervención de un abogado y entonces se me acusa de que los honorarios son excesivos". Su argumentación no quedó ahí. "Practico una pericial del Colegio de Abogados de Madrid y dice que habiendo cobrado 1.088.000 euros me habría correspondido cobrar 1.984.000. Y entonces ya, cuando no hay salida, se me acusa nuevamente de prevaricación para construir sobre una contratación ilegal todo el castillo de naipes que espero que se derrumbe".

Además de denunciar su contratación a dedo e injustificada y considerar infladas sus minutas (seis millones de euros entre 1999 y 2003), el fiscal Anticorrupción considera que Gil le contrató para obstaculizar la fiscalización al ayuntamiento marbellí.

El juicio del caso Minutas, surgido de una pieza separada de Malaya, comenzó en abril de 2010 y quedó visto para sentencia la semana pasada. Junto a Del Nido, hay otros 17 procesados, entre ellos el exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, y varios ediles y contables de empresas municipales, además de la exmujer del presidente del Sevilla. En su defensa final, Del Nido habló de proceso "inquisitorial" y contra "su honor".

  • 1