Cultura

HEATH LEDGER

Un año después de su muertes, Heath Ledger se ha convertido en un mito de Hollywood al que se le acumulan los premios por su memorable papel de villano en El caballero oscuro, una trayectoria póstuma que podría coronarse con un Oscar.

el 15 sep 2009 / 21:33 h.

Un año después de su muertes, Heath Ledger se ha convertido en un mito de Hollywood al que se le acumulan los premios por su memorable papel de villano en El caballero oscuro, una trayectoria póstuma que podría coronarse con un Oscar. Su fallecimiento por una sobredosis accidental de medicamentos el 22 de enero de 2008 conmocionó a la industria cinematográfica de EEUU, donde se acostumbra a glorificar por la vía rápida a los jóvenes talentos cuyas vidas se truncan inesperadamente.

El caso de Ledger guarda cierto paralelismo con la historia de James Dean, que en el momento de su muerte (1955) era uno de los actores más prometedores de Hollywood. El protagonista de El caballero oscuro (1955), Rebelde sin causa (1955) o Gigante (1956) se dejó la vida en la carretera a los 24 años y fue candidato en dos ocasiones a un Oscar, ambas nominaciones póstumas.

Ledger, que tenía 28 años, es el gran favorito para lograr la estatuilla de mejor actor de reparto este año y conseguir en su segunda tentativa el reconocimiento que se le negó a Dean. Hasta el momento el actor australiano, que debutó en los Oscar con una candidatura a mejor actor por Brokeback Mountain (2005), ha conseguido los galardones más importantes concedidos este año en la meca del cine, entre ellos el Globo de Oro y el Critics' Choice Award.

El destino ha querido que el aniversario de su muerte coincida con la fecha elegida por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas para dar a conocer los nombres de los nominados para los Oscar del 22 de febrero, una lista en la que a buen seguro estará Heath Ledger por su Joker en El caballero oscuro.

Una película que el intérprete no llegó a ver estrenada y que junto a The Imaginarium of Doctor Parnassus, que llegará en 2009 a la cartelera, constituyen sus últimas apariciones en la gran pantalla. El exceso de trabajo fue una de las causas que sumió presuntamente al actor en una fase depresiva, según trascendió tras su fallecimiento, agudizada por su separación de Michelle Williams y el consecuente alejamiento de su hija Matilda. Los informes de la investigación forense despejaron las dudas que surgieron cuando se halló su cadáver y que hacían pensar en posible suicidio con barbitúricos, sospechas similares a las que rodearon la muerte de Marilyn Monroe, y confirmaron que se trató de un accidente. La Policía encontró el cuerpo desnudo de Ledger en su dormitorio, donde también hallaron varios envases de medicamentos para dormir y antidepresivos, así como seis recetas para adquirir esos fármacos que habían sido emitidas por facultativos europeos.

Un drama que sobrecogió a sus compañeros, como Jake Gyllenhaal, su pareja en la cinta de vaqueros homosexuales Brokeback Mountain. En Terreno vedado, o al director del filme, Ang Lee. Este cineasta aseguró que trabajar con Ledger fue "uno de los mayores placeres" de su vida, y su muerte le dejó "el corazón roto".

Los restos del actor descansan desde el 9 de febrero en el cementerio de Karrakatta, en Perth, localidad natal del artista en el occidente australiano, junto con los restos mortales de sus abuelos. En homenaje al protagonista de filmes como El Patriota (2000), Monster's Ball (2001) o Destino de caballero (2001), la ciudad anunció la construcción de un nuevo teatro que se llamará Heath Ledger.

  • 1