Local

Heineken tiñe los salarios de verde

La compañía cervecera bonifica la sostenibilidad entre sus empleados

el 01 oct 2011 / 20:36 h.

TAGS:

La política de sostenibilidad de Heineken implica a todos los trabajadores de la compañía propietaria de Cruzcampo.

Heineken no sólo viste de verde, también quiere que todos sus procesos estén marcados por este color. La compañía holandesa, fabricante de la sevillana Cruzcampo, ha decidido que la sostenibilidad se convierta en uno de los pilares de su desarrollo, algo que afectará directamente a sus empleados y a sus bolsillos. Y es que parte de los salarios de muchos de ellos -más de 400 de los 1.800 que trabajan para la empresa en España- estarán vinculados al desarrollo de prácticas sostenibles que permitan a Heineken cumplir con los objetivos de su Plan Estratégico de Sostenibilidad 2011-2013.

"Nuestra compañía cuenta con el plan de este tipo más completo en el sector cervecero", afirma el director de Comunicación Corporativa de Heineken España, Eduardo Zaldívar, quien explica que esta iniciativa trabaja en aspectos como la reducción de la huella de carbono o la promoción del consumo responsable, entre muchos otros. "Hemos introducido indicadores de sostenibilidad en el cuadro de mando de la compañía, lo que da una idea de lo prioritario que es este asunto para nosotros".

De hecho, todas las áreas de trabajo de la compañía están implicadas en el proyecto. Así, por ejemplo, la de producción tiene que centrarse en la reducción del impacto sobre el medio ambiente de las fábricas -la de Sevilla es la más sostenible de la industria cervecera europea porque se diseñó en "el momento justo"- mientras que la de marketing debe luchar por que todos los envases y embalajes utilizados por la empresa sean cada vez más sostenibles.

"De hecho, Heineken los ha cambiado últimamente todos; estamos utilizando más el cartón", señala Zaldívar, que indica que el proceso se está realizando "paso a paso" porque se trata de una "transformación profunda". También esta sección se encarga del fomento del consumo responsable, pilar centrado en la comunicación y concienciación a través de eventos con las marcas, campañas de consumo en hostelería y comunicación directa con los empleados.

También están implicados los departamentos de finanzas y compras. El primero de ellos, a través de la valoración del impacto en sostenibilidad de cada inversión, mientras que el segundo se encarga de tener una agenda de proveedores que suscriban los parámetros verdes de Heineken.

El plan de sostenibilidad de la compañía también contempla la "comercialización responsable" en los sistemas de frío, donde se encuadra el reparto de botelleros que gastan un 35% menos de energía. "Para nosotros es más caro pero le estás proporcionando al cliente valor añadido que luego repercute en la fidelización".

La idea es llevar esta iniciativa "a toda la cadena de valor, desde que se recoge la semilla hasta que nos devuelven los cascos de las botellas", explica el director de Comunicación Corporativa de Heineken España.

"La iniciativa de los bonos no sólo atañe a los directivos de la compañía, sino a todos aquellos que cuenten con una parte de su salario en variable, como los mandos medios y también los trabajadores que no tienen a nadie a su cargo. En cualquier caso, aunque sea un empleado al que esta política no influya en su sueldo, es un factor más de integración se plantea como una prioridad de la organización", asegura Zaldívar.

Además, añade que en el plano de la sostenibilidad, España está intentando ir "más allá", ya que la realidad "es distinta en los 70 países en los que Heineken tiene presencia".
Además, esta iniciativa contempla la búsqueda del refuerzo del compromiso como empleador de cara a los trabajadores para así reducir el absentismo. Además, cuenta con un plan de igualdad y de conciliación para potenciar el compromiso de la plantilla con la empresa.

Heineken España es una de las la compañías líderes del sector cervecero español, con un volumen de producción de más de 10 millones de hectolitros en 2010. La empresa cuenta actualmente con 4 fábricas situadas en Madrid, Valencia, Sevilla y Jaén.

La compañía elabora, entre otras, las marcas Heineken, Cruzcampo, Cruzcampo Light, Shandy de Cruzcampo, líderes del mercado en sus respectivos segmentos, Amstel, que es la tercera marca de cerveza más vendida en Europa Occidental, o El Águila.

  • 1