Local

"Hemos evitado el rescate de España"

Zapatero presume de que el que preside es el único de los países llamado periféricos que no ha necesitado una intervención directa internacional.

el 04 nov 2011 / 21:26 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sacó ayer pecho tras finalizar la cumbre del G-20 celebrada en Cannes, la última en la que participará como tal. Así, presumió de que, a pesar de que se llegó a publicar que España podría necesitar ayuda externa este mismo mes de noviembre, ahora es el único de los denominados países "periféricos" que no ha necesitado una intervención directa, ya que incluso Italia pidió ayer la supervisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) tras los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

"A día de hoy, España es el país de ese grupo en el que se nos ha encasillado durante mucho tiempo" -resaltó Zapatero- que ha "tenido su capacidad de funcionar, de mantener la solvencia, de ganar la credibilidad".

"Como dije en algún momento, y creo que el tiempo ha ido consolidando este compromiso del Gobierno, íbamos a hacer todo lo necesario, todas las reformas y toda la consolidación fiscal para que España pudiera seguir financiándose por sí misma y manteniendo la credibilidad en su solvencia", alegó.

Según Zapatero, la credibilidad se ha conseguido gracias a las "decisiones no fáciles" que han tenido que asumir los españoles, pero afirmó que ello ha impedido que España tenga que pedir ayuda externa o someterse a un plan de recortes "muy duro".

No obstante, el presidente subrayó que "no habrá satisfacción" por parte del Gobierno hasta que el desempleo "pueda dar señales favorables" que, según reconoció, será la parte "más difícil" de recuperar en esta crisis económica.

Además, destacó que España no ha recibido ninguna petición de nuevas medidas para hacer frente a la crisis en la reciente cumbre del G-20. "El Gobierno español no ha tenido que formular ningún compromiso (...) No se nos han requerido nuevas medidas", indicó Zapatero, quien subrayó que, al contrario, España ha recibido el respaldo público a las reformas y medidas de consolidación fiscal emprendidas.

El presidente del Gobierno aseguró además que no será necesario aprobar nuevos ajustes antes de la formación del próximo Ejecutivo tras las elecciones del 20 de noviembre. "Lo que tenemos que hacer hasta el último día que seamos Gobierno es cumplir", sostuvo.

"No va ser necesario tomar ninguna medida más. Afortunadamente nuestras previsiones sobre ingresos y gastos en lo que afecta a la Administración General del Estado van a hacer que cumplamos el déficit y nuestras previsiones sobre necesidad de financiación de aquí a final de año están muy planificadas", insistió.

El presidente destacó también que lo más importante de la cumbre del G-20 es la aprobación del plan de acción para el crecimiento y el empleo, que prestará especial atención al paro juvenil. En este sentido, los líderes de los países industrializados y emergentes del G-20 pidieron a España y a otros países como Italia, Francia, el Reino Unido o EEUU que prosigan con el ajuste fiscal emprendido para estabilizar sus economías, y lanzaron un llamamiento a Alemania y China para que adopten medidas de estímulo.

Así se recoge en el Plan de acción de Cannes para el crecimiento y el empleo aprobado en la cumbre del G-20, cuyo objetivo es evitar una recaída de la economía mundial en la recesión.

  • 1