Rescatan a los cuatro miembros de una familia del incendio de su casa

Dos de ellos han sido trasladado al Virgen del Rocío con heridas de consideración.

el 21 dic 2013 / 10:27 h.

FOTO: @JuaniMenk10 FOTO: @JuaniMenk10 Un matrimonio y sus dos hijos han sido rescatados por los bomberos esta madrugada tras el incendio de su vivienda. El padre y un hijo (de 65 y 17 años, respectivamente) han sido trasladados al hospital Virgen del Rocío de Sevilla, por la gravedad de sus quemaduras, mientras que la madre y la hija (de 50 y 28 años) fueron ingresadas en el hospital San Sebastián de Écija. Fuentes del servicio de bomberos explican que el suceso tuvo lugar en torno a las 4.00 horas, cuando se recibió aviso de un incendio declarado en una vivienda unifamiliar de la calle Camilo José Cela. Los bomberos tuvieron que rescatar a la familia, que se había refugiado del fuego en la terraza de la vivienda y “amenazaban con tirarse”, según el servicio de bomberos. Estos procedieron a rescatar a las cuatro personas con una escalera, ayudados por la policía, mientras que trataban de extinguir el incendio. La hija del matrimonio se desplomaba, según los bomberos, lo que hacía difícil la evacuación. “El incendio ha sido complicado de extinguir porque la vivienda estaba totalmente cogida”, señala el sargento de bomberos, Adolfo Simino, que agradece “a la existencia de guardias localizadas y la ayuda y coordinación con la policía el que hayamos podido salvar a esta familia, ya que no contamos con el personal necesario”. “Gracias a que estaban al mismo tiempo los cuatro bomberos de guardia, más los 3 localizados, más otros tres bomberos de Fuentes de Andalucía, Policía Nacional y la Policía Local en un número importante, fue posible actuar salvaguardando las vidas de los atrapados”, agradece Simino, que explica que “mientras cuatro bomberos, apoyados por Policía Local, rescatan por medio de una escala a las personas, algunas de las cuales no podían agarrarse por las graves quemaduras y el estado de shock, los otros bomberos pudieron actuar por el interior para extinguir un fuego de difícil extinción y gran riesgo, salvaguardando a los últimos rescatados”. A falta de confirmación oficial, todo apunta a que el fuego se inició en el salón de la casa y se extendió con rapidez. “El padre tiene quemaduras en la espalda que se deben casi con seguridad a que entró en la habitación de la hija para sacarla”, señala Simino. Justo antes de salvar a esa familia, los mismos bomberos extinguieron un incendio declarado en torno a las 2.30 horas en una tienda en la barriada de El Valle (en la foto). El establecimiento estaba cerrado y los bomberos tuvieron que ir abriéndose paso “poco a poco, para que el aporte de oxígeno no aumentara el fuego”.

  • 1