Herido al caer de una azotea en Arahal tras huir de la Policía

La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes de la localidad tras ser 'pillados' vendiendo 600 gramos de hachís.

el 01 oct 2013 / 23:03 h.

La Policía Local y la Guardia Civil de Arahal han detenido a dos jóvenes vecinos de este municipio sevillano con 600 gramos de hachís. Uno de ellos, en la huida, se ha tirado por la azotea de un domicilio particular y se ha roto "al menos" un tobillo. Los detenidos, a los que se les imputan un delito contra la salud pública, son F.J.L.P., de 32 años, y I.M.T., de 26, ambos vecinos de Arahal. El primero de ellos ha resultado herido grave cuando en la huida se ha tirado por la azotea de una casa intentando salir por un solar vecino, ha informado en un comunicado la Policía Local. La Policía Local y la Guardia Civil habían montado un operativo de vigilancia con seis agentes desde las 13,00 horas porque tenían conocimiento de que se iba a realizar una operación de venta de estupefacientes en la zona. Los detenidos llegaron sobre las 16,00 horas a los alrededores de la Plaza de Gabriel Mengíbar en el interior de un coche marca Volkswagen, modelo Passat TDI, de color gris. Cuando se percataron de la presencia policial, el que iba de copiloto huyó corriendo del coche dirección de la calle Duque. Pero en el operativo montado, los agentes de ambos cuerpos habían cortado las calle San Pedro, Duque, y Madre de Dios. El detenido intentó salir por calle Duque primero y después por Madre de Dios, pero ante la presencia policial se metió en la única puerta que encontró abierta, el número 3 de la calle General Marina. El joven cerró la puerta de la calle y se quedó atrapado en el zaguán, llamando violentamente a la cancela. Cuando la mujer le abrió se coló rápidamente en su casa y corrió por las escaleras de la vivienda hasta el piso superior. Una vez allí salió por la azotea y se tiró desde una altura de unos seis metros hacia un solar vecino a dicha vivienda. Para entonces, los agentes habían conseguido acceder al solar donde encontraron mal herido al joven huido. Dos ambulancias, una de ellas de los servicios de emergencia del 061, lo asistieron en el mismo lugar de los hechos donde se concentró numeroso público. Los agentes, después de leerle sus derechos, continuaron con el registro de la zona por donde el detenido había pasado. Encontraron escondido en el contador eléctrico de la vivienda, por donde intentó huir el detenido, cinco paquetes de hachís de 100 gramos cada uno. En ese momento, intervino Leo, el perro de la Unidad Canina de la Policía Local, realizando el mismo recorrido de la huida. Finalmente, en una habitación del piso de arriba de la vivienda, una especie de lavadero, Leo encontró otra pieza de hachís de 100 gramos. La segunda persona implicada en los hechos fue detenida en el mismo momento en el que llega a la zona, cuando aún se encontraba dentro del vehículo, al parecer de su propiedad. F.J.L.P. cuenta con numerosos antecedentes por delitos contra la salud pública y atentado contra la autoridad. Fue la misma persona que agredió a un policía local de Arahal el pasado mes de mayo. Ese día, 10 de mayo, se desarrollaba un control de tráfico y al parar el coche donde iba este joven, se dio también a la fuga. Cuando el agente intentaba detenerlo, lo golpeó con un teléfono móvil. El resultado de la agresión fue varios puntos de sutura en la cara y dos huesos rotos de la mano izquierda.

  • 1