Economía

Herrero pide hueco para las firmas andaluzas en Alestis

Los empresarios andaluces mostraron ayer públicamente que sigue doliendo la espina que tienen clavada tras quedar descolgados del proyecto de constitución de la firma aeronáutica Alestis, con presencia mayoritaria de la Junta y las cajas, pero comandada por el grupo vasco Alcor.

el 16 sep 2009 / 01:45 h.

Los empresarios andaluces mostraron ayer públicamente que sigue doliendo la espina que tienen clavada tras quedar descolgados del proyecto de constitución de la firma aeronáutica Alestis, con presencia mayoritaria de la Junta y las cajas, pero comandada por el grupo vasco Alcor.

"No creo que en ninguna otra comunidad autónoma, sobre todo del norte, se pudiera crear una empresa donde el dinero lo pongan la Administración regional y las cajas, y que empresas de otros territorios aportaran la valoración futura de sus activos o métodos de gestión". La intervención del presidente de los patronos andaluces, Santiago Herrero, restó todo el protagonismo a la conferencia que acababa de pronunciar Gaizka Grajales, presidente del grupo vasco Alcor y consejero delegado de Alestis, invitado por la Fundación Valentín de Madariaga-MP.

Duras críticas las de Herrero, que posteriormente aclaró que han ido siempre -y siguen yendo- contra la Junta de Andalucía en la figura del aún consejero de Innovación en funciones, Francisco Vallejo, por no contar con los empresarios regionales a la hora de conformar la primera empresa aeronáutica andaluza sobre la base de la antigua Sacesa. "Alestis, la Junta y nosotros [CEA] deberíamos intentar que esa quiebra del proyecto a las empresas andaluzas se resolviera con diálogo".

Y papelón, el de Grajales, quien se defendió argumentando que "no me siento extranjero en Andalucía y que, por haber nacido en Vitoria, nuestras empresas que trabajan en el sur no son foráneas". Ante el guante lanzado por el presidente de la CEA, el consejero delegado de Alestis se mostró "de acuerdo" en que "a todo el que quiera participar y aportar algo al proyecto no se le va a poner ningún tipo de barrera. Estamos dispuestos a hablar con todos", aseguró, para a continuación apostillar que Alcor lo que ha puesto en Alestis es "nuestro patrimonio y nuestras empresas". Unos activos que están pendientes de ser valorados para, ya a finales de junio, conocer cómo queda el reparto accionarial. "Las empresas andaluzas deben arriesgar y no buscar culpables", zanjó.

Alestis, que nació con un capital de 120 millones, es fruto de la absorción de Sacesa (con IDEA, EADS-CASA, Cajasol y Unicaja como accionistas) y la suma de distintas aportaciones financieras. La Agencia IDEA, adscrita a Innovación, inyectó 25 millones, Cajasol y Unicaja, 20 millones cada una y el BEF, diez. Ficosa, que en un principio quiso liderar el proyecto, desembolsó 15 testimoniales millones, mientras que Alcor puso encima de la mesa sus activos y EADS-CASA se abstuvo, con lo que verá diluida su participación.

De todas formas, Grajales, que valoró la "imprescindible" apuesta de la Junta y el efecto "arrastre" de las cajas porque sin ella el proyecto no habría cristalizado, dejó claro que "no hay prisas" para dar entrada o salida a socios, ya que "lo importante" es la consolidación. El futuro, no obstante, pasa por la cesión del peso público a la iniciativa privada, tanto industrial como financiera.

  • 1