Local

'Hice lo que pude, pero muchos miraron hacia otro lado'

La trama de corrupción de policías locales en Coslada no era algo de hace unos días, sino que la extorsión a bares de copas y prostitutas en el municipio madrileño era una constante de hace años.

el 15 sep 2009 / 04:35 h.

TAGS:

La trama de corrupción de policías locales en Coslada no era algo de hace unos días, sino que la extorsión a bares de copas y prostitutas en el municipio madrileño era una constante de hace años. Al menos así lo reveló el que fuera alcalde de Coslada hasta 2003, el socialista Juan Granados, que afirmó ayer que cuando fue nombrado regidor "no había denuncias, pero sí tantos rumores sobre prebendas a la Policía Local", que se puso a combatirlos: "Hice lo que pude, pero muchos decidieron mirar hacia otro lado".

Desde que Ginés Jiménez fue nombrado jefe de la Policía Local en 1986, Granados fue el único alcalde que lo suspendió de empleo y sueldo, lo que le costó un "enfrentamiento constante" con Jiménez, que regresó a su puesto y le denunció por acoso laboral. "Le dije que no admitiría comportamientos irregulares y le exigí que actuara dentro de la legalidad vigente, pero mis exigencias no se cumplieron", dijo.

Por su parte, siguen las voces que piden responsabilidades políticas en el caso. Una de ellas es la del consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada, que instó a la Justicia a "actuar con consecuencia", a la vez que exigió que el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, tome parte en el caso. En esa línea, la Unión Federal de Policía (UFP) de Madrid no descartó que haya más detenciones entre las que "incluso podría haber algún político".

Mientras tanto, los más afectados por el caso son los policías. El Colectivo Profesional de Policías Municipales indicó que esta trama de corrupción "hace daño" al trabajo de los agentes de otros municipios. "Estamos preocupados porque es ingrato trabajar mientras te insulta", afirmó.

  • 1