viernes, 19 abril 2019
00:09
, última actualización
Economía

Hojiblanca se queda con la aceitunera sevillana Acyco

El grupo malagueño compra a la antigua SOS la planta nazarena por casi 13 millones de euros.

el 13 jul 2011 / 21:19 h.

Tal y como estaba previsto, Deoleo -el antiguo grupo SOS, dueño de los aceites Carbonell y Koipe- comunicó ayer la venta de la envasadora sevillana de aceituna de mesa Acyco , ubicada en Dos Hermanas y que había caído en desgracia dentro de la estrategia comercial de una compañía que se ha desprendido de sus negocios colaterales para así centrarse en el principal, aceite de oliva y de semillas.

Tras sondear las empresas del sector aceitunero, en su mayoría con capacidad ociosa en sus propias instalaciones y que comprar Acyco hubiera supuesto aumentarla todavía más, al final ha sido el grupo cooperativo malagueño Hojiblanca el que se lleva el gato al agua por 13 millones de euros. Deoleo se anotará 6 millones de plusvalías por esta operación, indicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores .

Eso sí, esta transacción ha de contar como un requisito vital: la dispensa temporal de los bancos acreedores que otorgaron un crédito sindicado a Acyco a finales de diciembre pasado, y que Deoleo prevé cosechar antes de que acabe julio. El traspaso será del 99,93% del capital de la firma nazarena, siendo el porcentaje restante propiedad de su plantilla, un reducto aún de su antigua historia como sociedad anónima laboral, en la que el grupo SOS desembarcó en 2003 para así apuntalar la expansión.

Una vez que se materialice la operación, Hojiblanca -grupo capitaneado por Antonio Luque, su director gerente- tendrá dos fábricas de aceituna de mesa, la actual de Monturque, en Córdoba, y Acyco. El volumen de negocio en aceituna de mesa rondará los 80 millones. En concreto, la empresa nazarena facturó el año pasado 24,52 millones y 57,45, la división aceitunera de la firma malagueña. No obstante, la empresa de Dos Hermanas arrastra números rojos (o pérdidas), que fueron de unos 3 millones de euros en 2010, según indicaron fuentes próximas a la dirección.

65.000 toneladas de aceituna de mesa serán las que recogerán este año las 21 cooperativas asociadas a Hojiblanca (46.000 en la anterior campaña), y buena parte será procesada en la planta de Dos Hermanas -Acyco solamente envasa y comercializa, pues no tiene cosecha propia-. Serán 60 los países a los que exporte, según datos del grupo cooperativo con sede en Antequera. Alisa, marca tradicional de Acyco, no entra en el acuerdo de venta, sino que Hojiblanca aportará la suya.

La adquisición supondrá también incrementar el valor añadido de las aceitunas de los socios de las cooperativas, al reducirse la venta a granel y aprovecharse de las diversas líneas de envasado (rellenos, rodajas, etcétera) de Acyco. El proyecto es reforzar las marcas propias y el mercado exterior, en un momento en que la aceituna de mesa comienza a acusar la caída del consumo e incluso de la exportación.

La irrupción de Hojiblanca en Acyco supone que se incorpora al top de las principales envasadoras, con Agrosevilla -el líder mundial de este sector-, Grupo Ángel Camacho, La Española (Alimentaria Alcoyana), Aceitunas Guadalquivir e Interoliva.

La aceitunera de Dos Hermanas llevaba varios meses en la picota. La firma, en la que SOS desembarcó en 2003 y compró a comienzos de 2009 la mayoría del capital, estaba pendiente de qué harían con ella los nuevos directivos del grupo propietario de los aceites Carbonell y Koipe, encabezados por el consejero delegado, Jaime Carbó, que procede de Ebro Foods, ahora uno de los socios de referencia del que era su antiguo rival.

Esta incertidumbre llevó a que Encarnación Poto, histórica y carismática cooperativista que consiguió reflotar la empresa Acyco, abandonara la primavera pasada la presidencia del consejo de administración , al chocar con la dirección de Carbó. En la planta trabajan 132 empleados, que se sumarán a los 370 de Hojiblanca.

  • 1