Deportes

Holanda-Italia y Rumania-Francia, en el tercer día de Eurocopa

Holanda, la sempiterna aspirante, y la potente Italia, vigente campeona mundial, inaugurarán el grupo de la muerte en un duelo de estilos con los papeles cambiados, bajo el nexo del pasado milanista de ambos técnicos y las bajas de Robben y Cannavaro. Y Francia, la subcampeona mundial, pondrá a prueba su capacidad de renovación contra Rumanía.

el 15 sep 2009 / 06:04 h.

Holanda, la sempiterna aspirante, y la potente Italia, vigente campeona mundial, inaugurarán el grupo de la muerte a las 20.45 en el Wankdorf (Cuatro). Será un duelo de estilos con los papeles cambiados, bajo el nexo del pasado milanista de ambos técnicos y las bajas de Robben y Cannavaro. El partido será un duelo de estilos con un nexo común, ya que tanto Van Basten como Donadoni fueron compañeros en el mejor Milan de la historia.

El encuentro será vital para la suerte del grupo, a pesar de que se trata del que abre la cita. Van Basten tiene numerosas dudas y una complicación de última hora, la lesión del madridista Arjen Robben, que por el momento se queda fuera de combate.

Durante la preparación ya se lesionó Ryan Babel, el delantero del Liverpool que tan buena temporada había realizado, mientras que otro de los extremos, Van Persie, estuvo un mes baja antes de regresar y aún le queda para estar a su mejor nivel.

Todo apunta a que Dirk Kuyt será quien juegue de inicio por la banda, aunque existe la posibilidad de que sea Ibrahim Afellay, un jugador de 21 años del PSV Eindhoven, quien tenga su oportunidad.

En el doble pivote, Demy de Zeeuw y De Jong se juegan un puesto. El otro parece claro para Engelaar. Por delante jugarán Sneijder y Van der Vaart. Junto a ellos estarán Kuyt o Afellay por detrás de Ruud Van Nistelrooy.

Otra de las cuestiones a decidir será quién juega en el eje defensivo para frenar a Luca Toni, la principal preocupación de los holandeses. Los italianos, vigente campeones mundiales, forman uno de esos equipos que siempre está en el punto de mira por su fútbol y por sus resultados. Con Roberto Donadoni recién renovado como seleccionador, la azzurra aspira a mejorar su juego.

<b< Papeles cambiados . Por una vez, Holanda jugará de forma más defensiva, con un ariete, mientras que los italianos, en teoría con tres, buscarán el gol con Camoranesi, Luca Toni y Di Natale.

Al equipo de Donadoni se le presenta una ocasión única para firmar un doblete que hasta la fecha sólo lo han conseguido, aunque no consecutivamente, Alemania, que ganó la Eurocopa en 1972 y el Mundial en 1974; y Francia, campeona mundial en 1998 y en la Eurocopa en 2000.

La principal duda de Donadoni es Christian Panucci. El lateral derecho se lesionó en el tendón rotuliano de la rodilla derecha y es posible que no esté en condiciones de jugar. Su ausencia motivaría que Zambrotta pasara al lateral derecho y Grosso al izquierdo. En el eje no hay dudas: Andrea Barzagli y Marco Materazzi serán titulares.

La otra incógnita radica en la medular, donde Ambrossini y De Rossi se juegan un puesto, mientras que Gattuso y Pirlo son inamovibles. En la delantera, Camoranesi pone el equilibrio entre la media y el ataque, completado por el letal Luca Toni y el exquisito Antonio di Natale.

Rumanía-Francia (18.00 horas, Canal Plus) . Francia, la subcampeona mundial, pondrá a prueba en el Letzigrund de Zurich su capacidad de renovación contra Rumanía, candidata a protagonizar la sorpresa tras su espectacular fase de clasificación.

Dos años después de alcanzar la final del Mundial con una generación a la que se había querido jubilar antes de lo debido, el conjunto de Raymond Doménech acude a otra gran cita con el cartel de favorita.

Ahora no se trata de que sean demasiado veteranos, que también los hay, sino que el problema es comprobar si el recambio está a la altura de sus predecesores. Y eso es casi imposible si de quien se habla es de Zinedine Zidane.

Los problemas que han padecido en la fase de clasificación, en la que hasta el último momento se vio amenazada por Escocia, no han ayudado en nada. El líder ahora es Franck Ribery, pero de los jóvenes tan sólo Karim Benzema se ha consolidado como una estrella continental.

Rumanía es una amenaza latente, un equipo sin un gran cartel que aparece respaldado por los números. Quedó por delante de Holanda en la fase de clasificación y ha sido la última selección que derrotó a España en un amistoso disputado en Cádiz en 2006.

Los de Piturca llegan avalados por la calidad de su gran estrella, el atacante Adrian Mutu del Fiorentina.

  • 1