Deportes

Holanda repite ante una Francia con cambios

Visto el magnífico espectáculo y el gran resultado logrado ante Italia, Marco van Basten repetirá hoy el mismo equipo frente a Francia para buscar su pase a los cuartos de final, mientras que Raymond Domenech busca la reacción de los 'bleus', cambiará de sistema y pondrá al barcelonista Thierry Henry en la punta de ataque.

el 15 sep 2009 / 06:18 h.

Visto el magnífico espectáculo y el gran resultado logrado ante Italia, Marco van Basten repetirá hoy el mismo equipo frente a Francia para buscar su pase a los cuartos de final, mientras que Raymond Domenech busca la reacción de los 'bleus', cambiará de sistema y pondrá al barcelonista Thierry Henry en la punta de ataque.

La única novedad que Holanda podría presentar es el retorno de Arjen Robben, que parece recuperado del problema muscular sufrido en la víspera del encuentro ante Italia. El delantero del Real Madrid participó ayer en el entrenamiento que los pupilos de Van Basten realizaron en el estadio Olímpico de la Pontoise, en Lausana, aunque no figuró entre los hipotéticos titulares en el partidillo final que jugaron.

En un principio, los servicios médicos de la selección holandesa determinaron que el extremo debería estar entre 7 y 10 días de baja, pero ya está a disposición de Van Basten. Todo apunta, sin embargo, que no estará entre los once elegidos.

Los holandeses jugaron ante Italia uno de sus mejores partidos en los últimos años. Por eso, encontrada la clave secreta para que el equipo funcione, Van Basten difícilmente va a cambiar de idea y seguirá la premisa: "Si algo funciona, no lo toques".

Puede volver a situar a Andre Ooijer como lateral, en lugar de como central, pero poca cosa más. Pondrá a Orlando Engelaar, una de las sensaciones de la primera jornada, junto a Nigel de Jong en el doble pivote por detrás de Rafael van der Vaart y Wesley Sneijder. El protagonismo en la delantera es exclusivo para el madridista Ruud van Nistelrooy. Dos jugadores con problemas físicos, el delantero Huntelaar y el defensa Melchiot se entrenaron en solitario y no entran en los planes de Marco Van Basten.

Los que se la juegan son los franceses. El pésimo juego mostrado ante Rumanía en el primer partido (0-0) encendió las alarmas y Raymond Domenech parece dispuesto a revolucionar su equipo, cambiar de hombres y de sistema, para sacar adelante el encuentro ante los holandeses.

El seleccionador francés había anunciado cambios en cuatro posiciones y todo indica que así lo hará, pero también variará su sistema, poniendo en juego un esquema muy parecido al de Van Basten, un 4-2-3-1, con Thierry Henry, el máximo goleador de la historia de los 'bleus' en punta.

No le convenció al técnico francés el ejercicio ante los rumanos, aunque no lo dijera, en ningún momento, en voz alta, ni siquiera cuando William Gallas criticó en público la manera en la que se había desarrollado el juego de Francia, con "el freno de mano puesto".

El técnico ha tomado nota. Cambiará a dos de los cuatro defensas, mantiene a Thuram y a Gallas en el eje, pero dejará en el banquillo a Willy Sagnol y a Eric Abidal. Lassana Diarra, un todoterreno, y Patrice Evra, el zurdo que ha completado una magnífica temporada en el United y que acaba renovar con el club inglés hasta 2012, son los dos elegidos.

También saldrán perjudicados la pareja de delanteros. Todo apunta a que Karim Benzema y Nicolas Anelka empezarán en el banquillo. Henry será la referencia en punta y Govou, Malouda y Ribéry le acompañarán en ataque.

  • 1