Local

Holanda suma 2.000 denuncias por abusos sexuales en la Iglesia

Es el país con más acusaciones de este tipo, por delante de Irlanda o EEUU.

el 09 dic 2010 / 20:45 h.

TAGS:

La comisión holandesa que investiga los abusos sexuales a menores por parte de religiosos ha recibido un total de 1.975 denuncias. Esta cifra convierte a Holanda en el país con más acusaciones por este delito, por encima de otros países donde se han producido este tipo de situaciones, como Irlanda, EEUU o Alemania.

Así lo indicó ayer el presidente de la comisión, el ex ministro de educación Wim Deetman, de religión protestante, durante la presentación de un primer informe centrado en cómo mejorar la ayuda a las víctimas de abusos por parte de religiosos. El presidente recordó que las víctimas tienen siempre el derecho de acudir al sistema judicial. Por ello propuso que la Iglesia ofrezca una indemnización colectiva en los casos ya prescritos.

Este comité independiente, que fue creado por la propia Iglesia Católica el pasado marzo tras una oleada de denuncias de abusos sexuales a menores por parte de religiosos, tiene previsto presentar su informe final en noviembre de 2011. La comisión que preside Deetman está formada por expertos independientes, pero auspiciada por la Conferencia Episcopal e investiga los abusos cometidos en Holanda desde 1945 hasta la actualidad. La mayoría de los casos de pederastia, según informó ayer El País en su edición digital, tuvieron lugar en las décadas de 1950 y 60.

Más ayuda de la Iglesia. Deetman criticó duramente el funcionamiento de la entidad Justicia y Ayuda, creada por la Conferencia Episcopal para ayudar a las víctimas de abusos.

El presidente de la comisión pidió a la Iglesia que le informe el próximo julio sobre cómo pretende cambiar la estructura de este organismo, al que reprocha falta de independencia, transparencia y profesionalidad.

Este portavoz indicó en rueda de prensa que la institución Justicia y Ayuda, creada en 1995 con muy "buenas intenciones", necesita una "mejora considerable porque las víctimas lo necesitan para incrementar su confianza en la Iglesia y en la sociedad".

El ex ministro de educación criticó especialmente la falta de independencia de la institución que asiste a las víctimas de abusos. Por lo que aseguró que es necesario crear una oficina independiente para recibir las denuncias y tramitarlas, así como mejorar su profesionalidad para poder ofrecer una verdadera "ayuda variada y amplia" a las damnificados.

Según Deetman, el organismo, que tendría que seguir estando financiado por la Iglesia Católica, también tiene que "introducir protocolos estrictos" de actuación y ser transparente a la hora de informar al público, sobre todo a las víctimas, de cómo tramitado los casos y qué medidas se van a tomar contra los responsables de los abusos.
Asimismo, la Iglesia Católica en Holanda ha ordenado crear una segunda comisión independiente, presidida por un catedrático de Derecho de la Universidad de Rotterdam, Siewert Lindenbergh, para que le aconseje sobre los pasos jurídicos que se deben dar a la hora de compensar a las víctimas.

  • 1