lunes, 17 diciembre 2018
15:52
, última actualización
Local

Hollande gana a Sarkozy y se perfila como vencedor de la segunda vuelta

El candidato socialista francés, François Hollande, consigue entre el 28% y el 30% de los votos en la primera vuelta de los comicios. Sarkozy se hace con el 25% y Le Pen da la sorpresa con un 20%.

el 22 abr 2012 / 19:32 h.

TAGS:

Sarkozy y Hollande se verán las caras en la segunda vuelta del 6 de mayo.
-->--> -->

El socialista François Hollande se ha impuesto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas y disputará la jefatura del Estado con el actual presidente Nicolas Sarkozy (UMP), en la segunda ronda del 6 de mayo. Hollande ha alcanzado un en torno a un 28% de los votos, mientras que Sarkozy obtuvo el 26% de sufragios. Hasta aquí se han cumplido los pronósticos. La sorpresa ha estado en la tercera posición. La candidata del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, ha cosechado cerca del 20% de los votos, por delante del izquierdista Jean Luc Mélenchon (10%). La participación superó el 80%, tres puntos por debajo de 2007.

Con estos resultados, las opciones de Sarkozy por ganar la segunda vuelta de las elecciones -algo improbable a tenor de los datos- pasarían por conseguir el apoyo de los votantes de la ultraderecha. El presidente galo ya ha tratado de granjearse sus simpatías en las últimas semanas con un discurso volcado en la seguridad y la inmigración, pero tendrá difícil convencer al electorado de Le Pen.

Sin embargo, según analistas franceses, los votantes de la extrema derecha, en su mayoría clase obrera de las zonas más deprimidas del país, optarán por la abstención en la segunda vuelta o incluso podrían votar a Hollande, pero no a Sarkozy, por su política de apoyo a los más ricos y su defensa del europeísmo. De hecho, algunos sondeos de anoche ya avanzaban que el 48% de los votantes de Le Pen le dará su apoyo a Sarkozy, el 31% a Hollande y un 21% se abstendrá.

La otra opción de Sarkozy es volver al centro y apostar por el electorado de François Bayrou, cuyos resultados fueron peores de lo esperado, cayendo hasta la quinta posición. "Nuestro resultado es inferior al esperado", ha reconocido el líder de Modem, que ha ofrecido diálogo a los dos ganadores de la primera vuelta, sin desvelar a favor de quién pedirá el voto el próximo 6 de mayo.

Hollande dijo tras conocer los primeros resultados que es hora de "reorientar Europa al camino del crecimiento y del empleo". "Soy el mejor posicionado para convertirme en el próximo presidente", agregó. El socialista se ha presentado como el representante "de los que quieren pasar página" y dijo que es consciente de que se le mira "más allá" de las fronteras de Francia. El socialista opinó que su victoria "es una sanción al quinquenio que se cierra" y afirmó que es el candidato "de todas las fuerzas que quieren pasar una página y abrir otra donde todos los recursos", con mención explícita a la juventud, "sean movilizados".

Por su parte, Sarkozy no da todo por perdido. Tras atribuir los resultados a un "voto por la crisis", insistió en que es el turno de "recuperar la confianza". "Todo comienza. Vamos a ganar", declaró Sarkozy. Además, invitó a Hollande a celebrar tres debates antes de la celebración de la segunda vuelta. La propuesta ha sido "recibida con risas" y posteriormente rechazada por parte de los socialistas.

Otro que tampoco ha cumplido con las expectativas ha sido el candidato del Frente de Izquierda (FG), que no consigue su objetivo de superar a Le Pen. Eso sí, Mélenchon ha asegurado que su formación tiene "la llave del resultado final" y ha llamado a sus electores a votar contra Sarkozy. "Os pido que no caigáis en las trampas, que os movilicéis como si yo mismo fuera a ganar las elecciones", exhortó Mélenchon. "Se trata de dar la vuelta a la tendencia de Europa y cortar el yugo del eje Sarkozy-Merkel". La ecologista, Eva Joly, descolgada de esta primera vuelta con el 2,30% de los votos, también hizo un llamamiento a unirse a Hollande.

Aquí en España, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostró su satisfacción por el "excelente" resultado que François Hollande. "Está claro que los franceses han dado la espalda a los mensajes neoconservadores de Sarkozy que han buscado movilizar al electorado de derechas", defendió.

Por su parte, el coordinador de Estudios y Programas y portavoz de Asuntos Exteriores del PP, José María Beneyto, destacó que "todo está abierto" en las elecciones presidenciales de Francia a pesar del "lógico castigo" que ha sufrido en la primera vuelta Sarkozy.

  • 1