Cultura

Homenaje a la gran modista sevillana Lina por sus bodas de oro

La gran modista Lina festejó ayer su medio siglo dedicada a la moda flamenca y la alta costura rodeada de amigos y de los trajes de flamenca que ha hilvanado a lo largo de su fértil trayectoria.

el 22 feb 2010 / 19:33 h.

Marcelina Fernández, por todos conocida como Lina, recibió ayer un merecido homenaje por toda una vida dedicada a la moda flamenca a través de su firma Lina, que cumple este año 2010 medio siglo de historia.

Al desfile, celebrado ayer en la casa-palacio del número 28 de la calle Bailén y que se planteó como un recorrido por la evolución del traje de flamenca -que es la evolución de Lina-, asistieron numerosas personalidades que han sido clientes de la modista, entre ellas la popular tonadillera Isabel Pantoja.

La historia de Lina es la de una familia, los Montero Fernández, dedicada por entero al diseño y la confección de moda flamenca sobre todo, pero también de trajes de novia y de noche. Fundada en 1960 cuando Marcelina Fernández y Francisco Montero contrajeron matrimonio, los primeros trabajos de Lina se realizaron en un pequeño taller en la calle Salado.

Poco después, en 1968, se trasladó a la casa familiar del barrio de Santa Cruz y, posteriormente, a su ubicación actual en la calle Lineros.

La evolución de Lina ha estado muy marcada por su estrecha relación con el mundo artístico, realizando innumerables creaciones para espectáculos flamencos, el mundo del cine, el teatro o la canción. En este sentido, grandes como Rocío Jurado, Juanita Reina, Gracia Montes, Lola Flores, María del Monte, Carmen Sevilla o Isabel Pantoja han vestido trajes de la modista sevillana.

Además, ha realizado vestuarios para numerosas películas de Marisol y Rocío Dúrcal, y estuvo nominada a un Goya al mejor vestuario por su trabajo en la película Yo soy ésa, protagonizada por la Pantoja.

Entre las especialidades de la casa destaca la bata de cola. Lina fue la primera en confeccionar una bata de cola para un hombre, Joaquín Cortés, quien la lució en uno de sus espectáculos.

Grandes personalidades de la realeza y la aristocracia se han puesto también en sus manos para vestirse de flamenca. La Reina Doña Sofía, cuando todavía era princesa, lo hizo en la Feria de Abril de 1968.

Grace Kelly, princesa de Mónaco, en 1966, y la duquesa de Alba en innumerables ocasiones, así como su hija Eugenia. Recientemente, Suri, la hija del actor Tom Cruise vistió un traje suyo coincidiendo con la estancia en Sevilla del actor por la grabación de la película Knight & Day.

En 2005, su hija Rocío, que ya colaboraba en el taller desde 1985, asumió la dirección creativa, tomando el testigo de la tradición familiar pero aportando su sello.

  • 1