Deportes

Homenaje verdiblanco a la mujer trabajadora

el 09 mar 2013 / 08:36 h.

El Betis se sumó el viernes a la celebración del Día de la Mujer Trabajadora con la organización de una serie de actos en la víspera del partido contra el Osasuna que sirvieron para homenajear a este colectivo. Una tarde noche de fiesta en verdiblanco que se escenificó en el palco del estadio Benito Villamarín que, por primera vez en su historia, fue ocupado en su totalidad por mujeres y presidido por Isabel Simó, miembro del consejo de administración del club. Un gesto al que también quiso sumarse el equipo rival, ubicando a sus directivos en una zona cercana al palco del estadio.

Las mujeres estaban llamadas a ser las grandes protagonistas de esta jornada. Por ello, el Betis quiso que las jugadoras de sus equipos femeninos fueran las primeras en saltar al césped del estadio. Ellas, junto a las voluntarias verdiblancas, fueron las encargadas de desplegar un conjunto de letras en el que podía leerse la frase El Real Betis con la mujer trabajadora, con la que el club quiso significar esta conmemoración. No fue éste su único gesto pues, al término del encuentro del primer equipo, una selección de estas jugadoras disputaron un partido de exhibición en el Villamarín.

Aunque sin duda uno de los instantes más emotivos fue el que protagonizaron un importante número de béticas anónimas a las que el club quiso corresponder con un singular homenaje. Desde minutos antes de que comenzara el partido, el videomarcador del estadio fue proyectando distintas fotografías facilitadas por estas mujeres en las que quedaba demostrado su amor por el escudo de las trece barras.

Antes del inicio del partido estaba previsto que se celebrara un desfile de moda flamenca que tuvo que suspenderse a causa de las inclemencias meteorológicas. En él estaban llamadas a participar ocho firmas impulsadas por jóvenes empresarias sevillanas que, sin embargo, sí pudieron colaborar con el espacio de exposición y venta de complementos flamencos que se instaló antes el comienzo del partido entre las gradas de Fondo y Gol Norte.

El mayor éxito para el club fue ver la masiva presencia de mujeres en los aledaños del Villamarín que acudían al partido. Ellas, las béticas de siempre, fueron las grandes protagonistas de una jornada en la que hasta el resultado del partido quiso sumarse a la fiesta de la mujer en verdiblanco.

  • 1