Local

Homes de nones

Con la venia de los académicos del sevillaneo por utilizar sevillanismos en desuso. Home es sevillanismo de hombre y nones parece que nació en las gradas de la Seo hispalense cuando rinconetes y cortadillos, en las timbas de dados, trapicheaban pillando non est (impar) contra pares.

el 15 sep 2009 / 18:33 h.

Con la venia de los académicos del sevillaneo por utilizar sevillanismos en desuso. Home es sevillanismo de hombre y nones parece que nació en las gradas de la Seo hispalense cuando rinconetes y cortadillos, en las timbas de dados, trapicheaban pillando non est (impar) contra pares. Los dichos homes de nones no se han extinguido, según se desprende del Informe sobre la Economía Hispalense 2007 que, de manera tan brillante como inteligible, ha presentado en sociedad el doctor Ferraro. Siguen entre nosotros seguro, más después de oír del prestigioso economista que en nuestra metrópolis contamos con un 3,5% de incapacitados laborales (cifra casi de posguerra), es decir, que no trabajan. Más aún oyendo que sólo el 58% de los que podemos trabajar estamos activos; oscuro porvenir, con crisis o sin crisis.

No es que bancos y cajas hayan colgado el cartel de 'Aquí no se fía', es que una gran parte del personal ha colgado otro que reza: 'Que trabaje Ruton'. De manera que la primera medida, de salud pública, debería ser rescatar, pero a la gente para que trabaje y paralelamente vigilar a los que no lo hacen. No puedo quitarme de la mente, más en estos momentos de transición con arzobispo electo, al Cardenal Segura. Contaba Lanzagorta que el prelado había creado una brigada de fotógrafos para detectar la presencia de clérigos en corridas de toros y picús, incompatible, según él, con su misión pastoral. Por qué no recrear esa brigada de retratistas para que indague el sin vivir de los menesterosos de currelo y aplicarles una terapia contra su fobia. Es más, y sin ánimo de reinventar la economía, podrían completarse sucesivos estudios con nuevos indicadores que expliquen mejor la idiosincrasia de la economía sevillana. Echo de menos, un poner, el índice de absentismo patronal rociero (cifra casi borbona), de conocimiento de inglés, o el índice de mora en el pago a proveedores, nóminas y varios, mora que, a pesar de lo dicho en un examen de civil por un iluminado estudiante, hoy empresario de postín, no es la mujer del moro.

Licenciado en Derecho y Antropología

aroca.javier@gmail.com

  • 1