Cultura

Honores a un destacado saetero de Las Cabezas

El pueblo de Las Cabezas vivió la noche del pasado sábado un momento de emoción en el homenaje al saetero local Diego Domínguez, una persona muy apreciada en esta localidad sevillana. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 01:50 h.

El pueblo de Las Cabezas vivió la noche del pasado sábado un momento de emoción en el homenaje al saetero local Diego Domínguez, una persona muy apreciada en esta localidad sevillana.

La Peña Cultural Flamenca Fernando El Herrero celebró en la Casa de la Cultura su tradicional Exaltación de la Saeta Juan Morón, que este año incluía un homenaje al destacado saetero local Diego Domínguez Sanjuán, conocido por El Cuqui Grande, de la popular familia de los Cuqui.

Familiares, amigos y paisanos acudieron puntuales a esta cita, al ser un saetero muy querido en la localidad sevillana. Ya apenas canta en las calles, pero lo ha hecho durante décadas y dicen que ha sido de los más destacados de Las Cabezas, la tierra del gran cantaor Fernando El Herrero. Se cuenta como una verdadera aportación el hecho de que fuera el primero en cantarle saetas a La Borriquita, algo que ahora es bastante habitual.

Los Cuqui son todos cantaores y no sólo de saetas, aunque destaquen en este difícil palo de la baraja flamenca. En el homenaje han cantado dos de sus hermanos, José y Juan Domínguez, además de su hermana Mari, una saetera de calidad que brilló por encima de todos, y una sobrina que apunta ya maneras, Sara Domínguez.

Todos con él. Diego Domínguez contó también con la colaboración de amigos y compañeros saeteros como Manuel Ponce, Manuel Quiñones, Juan Morón, Salvador García, José Barrera, María Luisa Lemos y Loli Serrano. Todos le dedicaron sus saetas y cantaron con una especial emoción. Cuando Diego Domínguez recibió la placa como homenajeado de este año, declaró que era el hombre más feliz del mundo. Cantó una saeta, pero la emoción se le fue a la garganta y la terminó con dificultades.

  • 1