Local

Hoteleros y comerciantes limitan el impacto económico de la bulla

La ocupación se centró en el viernes y el sábado, sobre todo turismo nacional. El consumo local sigue parado y no se anima hasta mediados de mes

el 09 dic 2013 / 22:30 h.

TAGS:

A la espera de balances oficiales –el Ayuntamiento ofrecerá hoy una rueda de prensa para dar cifras– los hoteleros y comerciantes sevillanos se apresuran a hacer una advertencia: las imágenes del Centro abarrotado vistas durante este puente no necesariamente se traducen en tiendas y establecimientos llenos con el correspondiente efecto en las cajas registradoras. El consumo local sigue parado como consecuencia de la crisis y pese a las bullas de la Avenida o las principales calles comerciales, el puente no ha sido el pistoletazo de salida para las compras navideñas de los sevillanos. Sí se ha notado una importante afluencia de turistas, aunque con una estancia media de dos días y no de todo el puente, que en parte se ha traducido en negocio aunque sin cuantificar. Sevilla 09 12 2013: Sevilla Centro<br /><br />

FOTO:J.M.PAISANO“Ha habido ventas porque ha habido turismo, sobre todo nacional, y el Centro de Sevilla se concibe cada vez más como una zona turístico-comercial, pero el consumo local está más parado y asociamos la afluencia masiva en las calles a que todo el mundo está comprando cuando mucha gente va a pasear, a ver los belenes o el alumbrado navideño y como mucho se toma un café”, explica el vicepresidente de la Aprocom, Tomás González. A nivel local, dice, no se puede considerar el puente como el pistoletazo de salida de las compras navideñas sino que éstas se empiezan a animar “a partir del día 16 o 17 de diciembre”. Durante el puente, los comercios del Centro han abierto fundamentalmente el sábado –día laborable– y el domingo, mientras que la mayoría ha cerrado el viernes y el lunes, ambos festivos, un calendario en el que, según reconoce González, el pequeño comercio sigue el calendario de los buques insignia –léase las grandes superficies comerciales– buscando el efecto arrastre. A falta de datos concretos, el vicepresidente de Aprocom se limita a señalar que “cuando el consumo está tan bajo, el puente ha sido una oportunidad” de tratar de aumentar las ventas al tener la libertad de abrir festivos y domingos. Para ver si ha merecido o no la pena en cuanto el efecto en caja, habrá que esperar a los datos concretos y comprar con el puente del año pasado. También en cuanto a los hoteles, el gerente de la patronal, Santiago Padilla, se mostró cauto al considerar “demasiado altas” las expectativas anunciadas sobre la ocupación –el delegado de Economía, Empleo y Turismo del Ayuntamiento, Gregorio Serrano, habló de unas previsiones en torno al 80%–. Según Padilla, la demanda se ha concentrado fundamentalmente en el viernes y el sábado donde, también a falta del balance global, sí se ha podido rondar esa cifra. Sin embargo, los datos para el jueves y el domingo “eran muy bajos, habrá que ver si con las reservas de última hora subieron”.

  • 1