Cultura

«Hoy no hay novela que nos devuelva la realidad social»

Lo que el aire mueve (Algaida) marca un giro en la carrera como novelista de Manuel Hidalgo (Pamplona, 1953), que aparca el tema de las relaciones personales y de pareja presentes en sus anteriores libros para poner la vista en la falta de valores y objetivos de muchos jóvenes de hoy.

el 15 sep 2009 / 01:41 h.

Lo que el aire mueve (Algaida) marca un giro en la carrera como novelista de Manuel Hidalgo (Pamplona, 1953), que aparca el tema de las relaciones personales y de pareja presentes en sus anteriores libros para poner la vista en la falta de valores y objetivos de muchos jóvenes de hoy.

"No creo que actualmente haya una novela, como hubo en época de Marsé, que nos esté devolviendo la realidad social, cualquiera que sea. Quizá los reality shows televisivos sí lo hacen, pero la literatura de hoy debería entrar un poco más en lo cotidiano", asegura Manuel Hidalgo, que en su nueva obra, galardonada con el I Premio Logroño de Novela, se sumerge en el realismo a través de los quehaceres de unos adolescentes "desorientados". "Viendo la televisión y a través del contacto con algunas personas empecé a preocuparme de forma seria por una parte de los jóvenes que está muy desabastecida en valores, en armas de formación y en objetivos profesionales y vitales", explica el periodista, guionista y crítico cinematográfico, que culpa en gran parte a la pequeña pantalla de esta situación.

"La acción de la televisión, que muestra atajos y falsos edenes, está generando un efecto letal en parte de estos adolescentes", indica Manuel Hidalgo, que justifica el título de la novela, Lo que el aire mueve, "en el viento huracanado que hay en la ciudad y que se lleva por delante a estos jóvenes que carecen de convicciones y objetivos". "Lo que diferencia a esta novela de otras que hablan de adolescentes es que ésta no es una obra de sexo, droga y rock and roll ni tampoco una trama de jóvenes marginados de barrio al estilo de la película 7 Vírgenes. Lo que el aire mueve se centra más en las relaciones entre los personajes y en su falta de objetivos", aclaró el escritor, que enmarca su nuevo texto en la línea de "La Jarama de Sánchez Ferlosio".

El influjo del cine.

Autor y guionista, Manuel Hidalgo reconoce que "a estas alturas del siglo XXI cualquier escritor está influido por el cine", pero defiende que algunos recursos de su libro como la abundancia de diálogos o el simultaneísmo, "son literarias por más que se parezcan al cine". "En el siglo 19 Galdós ya hacía novela dialogada, y el contar varias historias simultáneas para dar vitalidad al relato es un recurso literario presente en obras como La colmena, de Camilo José Cela", justificó el periodista. "Seguramente mis textos tengan influencia del cine, pero es cierto que cosas que a veces vemos privativas del cine están en la literatura", añadió Hidalgo, que afirmó que "salvo el experimental, el cine no se ha despegado de la literatura decimonónica". "Nunca llegará la novela a tener tanta deuda con el cine como tiene el cine con la novela", agregó el escritor, que defendió que le gusta separar ambos campos a la hora de ponerse a trabajar. "Cuando hago una novela hago una novela, y cuando hago un guión igual. No necesito llevar mis temores de un campo al otro porque tengo la suerte de poder hacer ambas cosas".

  • 1