Economía

Hoy puedo pagar mi casa ¿Y dentro de cuatro años?

A Justino no le salen las cuentas. En su casa entran al mes unos ingresos de 2.400 euros y sólo la hipoteca se le ha encarecido 300 euros. La cuota ya va por 1.800. Pero además tiene varios pequeños créditos que suman 40.000 euros. Ha llegado a un punto en el que quiere pagar pero no puede hacerlo.

el 15 sep 2009 / 04:01 h.

A Justino no le salen las cuentas. En su casa entran al mes unos ingresos de 2.400 euros y sólo la hipoteca se le ha encarecido 300 euros. La cuota ya va por 1.800. Pero además tiene varios pequeños créditos que suman 40.000 euros. Ha llegado a un punto en el que quiere pagar pero no puede hacerlo. Cuando formalizó la hipoteca de una finca rústica en Villamanrique, confiaba en vender unos terrenos que había heredado para afrontar esa deuda. No ha sido posible, el parón inmobiliario le ha cogido de lleno. Y desde hace un año tiene en venta su casa, que creyó que sería más fácil de vender que un chalé.

La familia de Justino es una de tantas que se está encontrando con serias dificultades para hacer frente al sobreendeudamiento al que se han ido exponiendo sin medir bien los riesgos. Pero la responsabilidad no es exclusiva de ellas, como explica Rafael García Carrellán, abogado de Ausbanc (Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios) de Sevilla, que constata una realidad aplastante. "Los importes de los préstamos han sido muy elevados, lo que provoca que ahora se estén desbordando las economías familiares".

Justino cuenta su caso. Hace año y medio el banco aceptó concederle una hipoteca de 286.000 euros, tras tasarle la finca rústica en 360.000. La primera pregunta que viene a la cabeza es ¿no midió la entidad el riesgo? ¿no le avisó de que podría subir el Euríbor? Respuesta: "En la captación no ponen problemas, ahora sí", se lamenta. Y es que, como explica el abogado de Ausbanc, "se han tasado los inmuebles para ajustar las solicitudes de financiación a los límites legales del 80%", una práctica habitual porque cada entidad suele trabajar con las mismas firmas de tasación. "Si no -continúa-, no se entiende que ahora el banco no le reconozca el mismo valor de tasación. El mercado influye, pero no es decisivo". Asevera que las entidades "han abierto mucho la mano y no han valorado el riesgo adecuadamente".

Rafael revive una conversación mantenida con un cliente hace cuatro años, cuando el Euríbor estaba al 2%. Ante su asombro le hizo un cálculo del riesgo "sobre el 5-6%" para ver si podría pagar en un escenario negativo, que a día de hoy se ha convertido en una realidad. El cliente le espetaba que los tipos estaban bajos. "Le recordé que un préstamo hipotecario es un contrato a largo plazo. No sabemos qué puede venir. "Si en aquel momento podía asumir una hipoteca con tipos al 5-6%, no tendría problemas en el futuro". Sin embargo, plantea que son muchas las familias que destinan más del 35%-40% de sus ingresos netos al pago de la casa. "Cuando los tipos están al 2% no hay problemas, pero cuando están al 4,8%, sí los hay".

Desde el verano, Ausbanc ha visto cómo han aumentado las consultas ante situaciones de impago o de dificultad económica y el número de solicitudes de concursos de particulares en los tribunales. "Se ha vivido por encima de las posibilidades". Y eso se paga.

  • 1