Local

Huelga de jueces

¿Habrá alguien más capacitado que los jueces para dilucidar si tienen derecho a la huelga dentro de nuestro Ordenamiento Jurídico? Su órgano supremo de gobierno les ha dicho que no. ¿Son funcionarios? ¿Son poder del Estado?...

el 15 sep 2009 / 22:39 h.

¿Habrá alguien más capacitado que los jueces para dilucidar si tienen derecho a la huelga dentro de nuestro Ordenamiento Jurídico? Su órgano supremo de gobierno les ha dicho que no. ¿Son funcionarios? ¿Son poder del Estado? ¿Son funcionarios que ejercen un poder del Estado? No dudamos de la legitimidad de sus peticiones y hasta de su necesariedad para el correcto ejercicio de su función, tan vital para el Estado de Derecho y la convivencia ciudadana. Por eso nuestra reflexión va por otro camino.

Desde antiguo, médicos y jueces han sido profesiones muy valoradas por la sociedad. La salud y la vida de los ciudadanos quedan en manos de los primeros, la justicia y la libertad en la de los segundos. Tan altas funciones precisaban (y los tenían) hombres buenos y respetables además de profesionalmente capacitados, y ello con independencia de las lógicas y humanas excepciones. Pero ¡ay! ambas profesiones se han desprestigiado simultáneamente.

La fe que antaño se ponía en el médico se ha transferido hoy a la diosa medicina que, con sus poderosos medios y sus grandes hospitales, se piensa que puede curarlo todo y hasta evitar la muerte. El médico ha pasado a ser un intermediario entre la ciencia y el consumidor enfermo, un mero en-granaje en la inmensa rueda de la Medicina Social. En ese desprestigio progresivo nada le han ayudado las huelgas ¡Todo lo contrario! Y hasta en esos días de huelga mejoraba repentinamente la salud de algunos ciudadanos.

En cuanto a los jueces, su deterioro tiene alguna semejanza. Han pasado a ser un mero engranaje en la inmensa maquinaria de la Admi-nistración de Justicia. Cuando ésta ha caído bajo sospecha en los co-mentarios de la calle y de los medios de comunicación, cuando se ha admitido que sea "un cachondeo", cuando la judicialización de la vida política y ciudadana ha cubierto de papeles los juzgados y conseguido que las sentencias y los "casos judiciales" sean tema común de conver-sación...¡la huelga puede ser un tremendo error! Y romper, ahora, la unidad trabajosamente conseguida, una ligereza.

Colectivo de profesionales andaluces

vicenteplural@hotmail.es

  • 1