Local

Huelva y Cádiz salvarán sus playas para verano

La regeneración tras el temporal se acometerá de urgencia.

el 16 ene 2010 / 19:45 h.

TAGS:

Un barco escorado por culpa del temporal en el puerto de Isla Cristina.
El temporal de lluvia y viento que ha barrido Andalucía desde mediados de diciembre ha causado estragos en la costa occidental. Las provincias de Huelva y Cádiz han visto cómo sus flotas pesqueras se quedaban en puerto un día tras otro, con el coste económico que conlleva la medida, y a ello se ha sumado otro daño que puede ser la última gota en plena crisis: el sufrido por las playas y las infraestructuras turísticas. Ahora se echan cuentas del dinero perdido, pero lo peor es que se teme que lo que hoy está roto se traduzca mañana en menos visitantes, en una temporada alta descafeinada, en desastre. Sin embargo, según ha confirmado la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, el litoral andaluz se va a restaurar en un margen "razonable" que hará que, "a más tardar", a final de la primavera "todos los daños estén subsanados". "La temporada turística podrá desarrollarse con normalidad y con todas las garantías", explican desde el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino . En diez días se conocerán los detalles técnicos de la inversión y habrá datos exactos del coste económico de las tormentas a final de la semana que comienza, según el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón.

El municipio más afectado por el mal tiempo ha sido Almonte (Huelva), y más concretamente el núcleo de Matalascañas, donde se calcula que se han perdido tres millones de euros en los daños en la playa, el suelo del paseo marítimo y un chiringuito arrancado por las olas, unos desperfectos que se sufrían por segundo año consecutivo. Como explica el alcalde, Francisco Bella (PSOE), "el muro de contención de la playa ha quedado al descubierto, hay 600 metros de paseo marítimo comidos por el agua, rozando con el límite de Doñana. Se han roto numerosas tuberías de saneamiento y de aguas fecales, lo que hace que haya vertidos al mar, y están a la vista los tubos de ducha en las playas, que hay que cambiar porque son un peligro". Bella pide con urgencia que se repueble el espigón para evitar desastres futuros.
En Cádiz, Barbate , Rota y Chiclana son los más azotados. Los ayuntamientos calculan daños totales por valor de 13 millones -con los que regenerar la arena de playa, el mobiliario de los paseos y el alcantarillado- y se han acumulado más de 20.000 metros cúbicos de basuras y cañas. Los trabajos de reforma, en este caso, podrían estar en abril.

  • 1