lunes, 18 febrero 2019
14:50
, última actualización
Deportes

Huesca: La primera final

Víctor apela a la unidad existente en el grupo para superar los momentos duros y ser optimistas con el partido de mañana sábado.

el 27 may 2010 / 20:18 h.

La expedición del Real Betis Balompié parte hoy hacia Huesca donde mañana sábado disputará la primera de las cuatro finales que aún le quedan para intentar agarrarse a las opciones de ascenso a la primera división. El equipo de Víctor Fernández está obligado a ganar todos los partidos, sobre todo el del Levante en Sevilla, para amarrar las posibilidades que le lleven a salir del pozo de la segunda división. El técnico del equipo, Víctor Fernández, compareció ayer ante los periodistas antes de partir a tierras oscenses para echar mano de un discurso muy distinto al de “la quimera del ascenso” que tanto quebradero de cabeza le ha dado en las últimas semanas y que provocó una contundente respuesta  del club, mostrando su rechazo a través de los medios de comunicación propios. En esta ocasión, Fernández quiso vender ilusión y, sobre todo, unidad del equipo y de la afición bética para lograr los objetivos marcados.
Así, el entrenador bético no dudó en afirmar que el vestuario es “como una familia”. El técnico aseguró que el grupo está “muy unido, y eso es lo que nos ha sostenido en los momentos complicados de la temporada”.
las opciones. Víctor Fernández incidió en la necesidad de potenciar “lo colectivo” ante la falta de sus máximos goleadores, por lo que se mostró tranquilo con las opciones con las que cuenta, entre las que se hallan Pereira, Pavone, Caffa y Juanma.
Víctor quiso abundar en la fuerza de la unidad del grupo y la corriente positiva que ahora mismo arropa al club después de dos victorias consecutivas: “El vestuario es una familia con dificultad se han sabido salvar los problemas. Ante el Huesca vamos a ganar y a hacer un buen partido. Hay cosas que nos dan una inercia positiva y lo sucedido nos ha hecho más fuertes como grupo”, remachó el técnico.
Respecto a la estrategia a balón parado, Fernández indicó las tres partes que a su juicio deben conjugarse: “especialista, movimiento y ejecución”. Reconoció que el equipo “no ha estado fino” en el golpeo de balón, “aunque es algo que no me preocupa”, dijo el técnico bético.
Ganar los cuatro partidos que quedan se ha convertido para el entrenador maño del betis en una obsesión. “Quiero ganarlo todo, los cuatro partidos que nos quedan y no mirar más allá. Es lo más coherente y sensato”, afirmó Fernández, quien evitó perder tiempo en elucubrar sobre derrotas de los otros, “algo que no está en nuestra mano”.
Por último, Fernández aludió a su debút en segunda división como una experiencia enriquecedora, “en la que no se pueden bajar los brazos un minuto”.

  • 1