miércoles, 24 abril 2019
15:13
, última actualización
Local

Hugo Silva: «Los hombres de Paco ya no me aportaban nada a nivel artístico»

Hugo Silva regresa a la televisión con ‘Karabudjan', serie de acción e intriga que Antena 3 estrena hoy.

el 05 abr 2010 / 20:44 h.

Hugo Silva.

Convertido en todo un fenómeno de fans tras su paso por la exitosa serie Los hombres de Paco, que dejó hace un año y medio, Hugo Silva vuelve al medio del que nunca renegó, asegura, con la serie de intriga Karabudjan, que Antena 3 estrena esta noche a partir de las 22.15 horas.

"No reniego de nada de lo que he hecho, en televisión o en otros medios", explicaba Hugo Silva (Madrid, 1977) a un grupo de periodistas con motivo de la presentación de Karabudjan. Durante tres años, Silva fue Lucas en Los hombres de Paco, un personaje que, añade el actor, "no me aportaba ya nada a nivel artístico, por eso necesitaba hacer otras cosas".

Ha hecho otras cosas, por ejemplo, en el cine (Agallas, Mentiras y gordas, ambas de 2009), un medio que le ha recordado el rodaje de Karabudjan, una serie hecha por completo en escenarios naturales, a caballo entre Madrid y Colombia.

El protagonista de Karabudjan, una serie cerrada a seis capítulos, califica su último trabajo como "la experiencia más intensa de mi vida", tras recorrer localizaciones en la selva del río Magdalena, el desierto de La Guajira o la sierra de Santa Marta, donde se rodó la cinta La misión.

Hugo Silva interpreta a Diego Salgado, un ejecutivo "que no tiene empatía por nadie", con un oscuro secreto al que deberá hacer frente cuando la mejor amiga de su hermana desaparezca; un personaje "manipulador" que se va haciendo "cada vez más humano", y que atrajo al actor porque "es muy novedoso y está muy bien escrito".

En lo personal, Silva ha vivido la experiencia de cuatro meses de rodaje en Colombia como "un balón de oxígeno", que le ha permitido redescubrirse "en los ojos de los demás, que no me prejuzgaban ni me conocían de nada". La fama ha sido el gran caballo de batalla de Hugo Silva en los últimos años: "Es algo complicado de gestionar, que no puedes controlar", explica y, aunque dice que ha bajado un poco la presión tras su salida de la televisión, reconoce con una sonrisa que aún tiene que evitar "las entradas de los colegios y algunas discotecas".

La parte buena es que ahora recibe "más y mejores ofertas" de trabajo: "Estoy teniendo mucha suerte", incide el actor, que luce estos días una cabellera rizada hecha a base de extensiones, necesaria para su papel del intrigante secretario de Estado Antonio Pérez en La princesa de Éboli, la película que rueda junto a Belén Rueda y Eduard Fernández.

Hugo Silva conocía Colombia de un fugaz paso por el festival de cine de Cartagena de Indias, con la película El hombre de arena (2007), pero ahora ha tenido "la suerte de vivir el país desde dentro", apunta, y lo recomienda "porque están saliendo del estigma de la guerra civil con mucha ilusión y fuerza en las jóvenes generaciones".

No obstante, reconoce que "Colombia es un país en el que la seguridad es un negocio", y que siempre estuvieron acompañados por el ejército o la policía durante el rodaje de Karabudjan. El actor madrileño no es partidario de decantarse políticamente "de una forma partidista", ya que "no sería justo por el poder mediático que tenemos". Sí le parece que la fama hay que utilizarla, "al margen de la ideología" ante situaciones "injustas", entre las que cita al Sahara, y cuando se le pregunta sobre la situación en Cuba, que está generando numerosas manifestaciones de la cultura y el espectáculo, dice que "es una dictadura, sea del color que sea".

  • 1