Economía

Humor para ser empresario

Si uno es capaz de negociar con una madre, puede convertirse, sin problemas, en empresario. Con esta premisa, el actor de El Club de la Comedia Arturo González explicó las ventajas de convertir un proyecto personal en forma de vida. Foto: Javier Díaz.

el 14 sep 2009 / 20:47 h.

Si uno es capaz de negociar con una madre, puede convertirse, sin problemas, en empresario. Con esta premisa, el actor de El Club de la Comedia Arturo González explicó ante un auditorio de más de 100 jóvenes las ventajas de convertir un proyecto personal en forma de vida.

Las risas, los chistes y las bromas se apoderaron de la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) con un único objetivo: animar a los jóvenes a crear su propia empresa o, mejor dicho, a hacer realidad los sueños infantiles a pesar de que la mayoría de las personas no apostarían nada por el proyecto. La valentía, el arrojo y la capacidad de superación son algunos de los rasgos que se pusieron en valor para transmitir a los chavales que acaban sus estudios que ser trabajador por cuenta propia tiene muchas ventajas.

El papel de la madre en la vida de cada uno. Con este gancho, Arturo González realizó en su monólogo una batería de comparaciones de las experiencias compartidas como menor de edad dentro de una familia, con las aplicaciones que tienen para luego ser empresario. "Después de enfrentarse a una madre, montar una empresa es lo más fácil del mundo. ¿Hay una situación más tensa que enfrentarse a una discusión familiar", apuntó el actor. "Cuando tienes dos años y le dices a tu madre que quieres un coche, ésta responde: ¡ni coche ni cocha! Eso jamás te va a suceder al pedir un crédito en un banco. ¿Te imaginas al empleado diciéndote: ¡Ni crédito ni crédita! Ahí está la ventaja negociadora", añadió.

De este modo, desgranó cómo las explicaciones pertinentes ante una madre tras una noche de borrachera pueden convertirse en herramientas a la hora de crear una firma propia. "Se desarrolla la capacidad de asumir riesgos, porque llegar pedo a casa y enfrentarte a tu madre lo es; también está la de generar buenas ideas, porque te inventas excusas del tipo 'no bebí tanto, es que no cené'. Esto lleva a la tercera aportación: la capacidad de liderazgo, porque tu madre te da más dinero para que cenes y tus amigos te siguen allá donde vayas para que pagues sus copas", relató.

La CEA ha apostado por los monólogos y la música para fomentar la creación de empresas, a través del programa Fomento de Vocaciones Empresariales, que recorre las distintas universidades y centros de formación profesional andaluces y que cuenta con el apoyo de la Junta. "Hace seis años que se lleva a cabo este tipo de encuentros y lo que queremos transmitir es que los sueños se pueden convertir en realidad", señaló José Hermida, periodista encargado de desarrollar la ponencia Deporte y empresa dentro de este proyecto.

En su intervención, Hermida destacó el valor de ciertas personas a la hora de llevar a cabo sus proyectos personales y utilizó a Pepu Hernández, entrenador de la selección española de baloncesto, como ejemplo a seguir. "A pesar de que cuando se jugó el Mundial frente a Grecia acababa de morir su padre, él luchó para conseguir su sueño infantil", subrayó Hermida. Michael Jordan o Fernando Alonso fueron otros ejemplos usados por el periodista.

Para terminar, una batucada. Instrumentos de percusión se repartieron por el auditorio para conseguir una melodía con sentido. "Se busca la coordinación, la gestión de errores y el liderazgo", apuntó Hermida. Con un marco tan divertido, como para no pensarse el ser empresario.

  • 1