Local

Ibarretxe califica el veto del TC a su consulta de 'atropello democrático'

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, acató ayer la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que declara contraria a la Carta Magna la ley de consulta, pero no se resignó, por lo que se sumará a la denuncia contra España que PNV, EA, EB y Aralar presentarán ante Estrasburgo.

el 15 sep 2009 / 11:41 h.

TAGS:

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, acató ayer la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que declara contraria a la Carta Magna la ley de consulta, pero no se resignó, por lo que se sumará a la denuncia contra España que PNV, EA, EB y Aralar presentarán ante Estrasburgo.

Tras el pronunciamiento del TC que fijó la inconstitucionalidad de la consulta que había convocado el 25 de octubre, Ibarretxe compareció ante los medios, después de reunir a su Consejo de Gobierno con carácter extraordinario en el Palacio de Ajuria Enea.

El lehendakari, que calificó la resolución de "atropello democrático", quiso transmitir "un mensaje de serenidad y de mirada al frente, nunca de resignación ni de pasividad, sino todo lo contrario, un mensaje de movilización pacífica en lo social y activa en lo político". Esta movilización se va a traducir en que tanto él como el resto de los miembros del Gobierno vasco se adherirán "como ciudadanos" el día 23 de septiembre -estaba previsto que fuera el 16- a la denuncia contra el Reino de España que van a promover PNV, EA, EB y Aralar, que será presentada ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El motivo es que consideran que España ha incumplido el Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales al haberse impedido el ejercicio del derecho a la consulta.

Ibarretxe justificó esta denuncia porque entiende "lógico y legítimo, una vez cerradas todas las vías jurisdiccionales internas, el recurso a otras instancias supraestatales para comprobar si las actitudes políticas del Gobierno y los razonamientos jurídicos de su TC son compatibles con lo que en Europa se llama libertad de pensamiento y de expresión del mismo, y participación política y garantías de la misma".

El Ejecutivo de Vitoria instó formalmente "a toda la sociedad" vasca a suscribir esta denuncia. "No permitamos que ahora se nos niegue también el derecho a recurrir aquello que acatamos pero con lo que no estamos de acuerdo por considerarlo un atropello democrático", insistió.

Razones políticas. Ibarretxe reiteró sus críticas al Constitucional, que, a su juicio, ha seguido "un guión perfectamente trazado desde las razones de Estado y cuya primera página escribió con su recurso el presidente español, Rodríguez Zapatero". El lehendakari concluyó que "las razones políticas del Estado son algo más profundo que un atentado al autogobierno vasco, puesto que nos encontramos ante la imposibilidad de emitir opinión".

El jefe del Ejecutivo vasco tiene ahora seis meses para recurrir ante Estrasburgo. La sentencia, que podría tardar años, vincularía a España aunque difícilmente tendría efectos más allá de una mera declaración formal.

  • 1