Local

'Ibarretxe ha metido un gol en su propia portería'

Llegó la polémica un día después de que el Parlamento vasco aprobase la consulta de su lehendakari. Entre las frases más sonadas está la de ministro de Interior, quien se dejó arrastrar por la fiebre de la Eurocopa y aseguró: "al igual que los futbolistas que se tiran en el área, Ibarretxe quiere engañar al árbitro".

el 15 sep 2009 / 07:06 h.

TAGS:

Llegó la polémica un día después de que el Parlamento vasco aprobase la consulta de su lehendakari. Entre las frases más sonadas está la de ministro de Interior, quien se dejó arrastrar por la fiebre de la Eurocopa y aseguró: "al igual que los futbolistas que se tiran en el área, Ibarretxe quiere engañar al árbitro".

"Se ha metido un gol en su portería y se lo ha metido a los vascos", añadió Alfredo Pérez Rubalcaba en declaraciones a la Cadena Ser. De este modo, el titular de Interior insistía en que la consulta no puede celebrarse por ser inconstitucional y mostró su confianza en que el el presidente del Gobierno vasco acate la decisión del Tribunal Constitucional de no celebrarla.

"Cuando el Tribunal Constitucional le diga que no, ETA le puede decir a los vascos: ¿no veis como para alcanzar la independencia no valen los caminos de Ibarretxe sino que hay que ir a los míos?", apuntó.

Rubalcaba advirtió de que la consulta, "lejos de deslegitimar a ETA", ha iniciado un camino que conduce justamente a lo contrario. En su opinión, Juan José Ibarretxe no es consciente de esto puesto que se ha cegado en el proyecto buscando el rédito electoral. "Plantea un referéndum porque sabe que tiene unas elecciones".

Para Rubalcaba, Ibarretxe se aferra a la bandera de "en España no nos quieren" y calificó la consulta como "un viaje a ninguna parte". También comentó la postura adoptada ayer en el Parlamento vasco por el PCTV, que decidió dar un voto a la propuesta de Ibarretxe. "Es la actitud típica de Batasuna", apostilló al respecto. "Primero te dejo hacerlo para cuando la legalidad impida celebrarlo decir: te lo dije".

También se estrenó en la polémica la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, quien consideró que la aprobación del proyecto de ley de consulta popular del lehendakari es un "desafío a la democracia y a la soberanía nacional".

Así, durante unas jornadas económicas organizadas por el PP, Cospedal exigió al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que pida la suspensión "del acto" que ayer permitió la aprobación de la consulta en el Parlamento Vasco. "Es el único que puede hacerlo", indicó.

Cospedal recordó que el PP ya ha anunciado que presentará un recurso al Tribunal Constitucional porque el proyecto de Ibarretxe es "absolutamente ilegal" y sólo cuenta con el apoyo de "los amigos y defensores de Batasuna" que, a su parecer, no son otros que "la misma Batasuna".

En el mismo sentido se expresó también ayer el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para quien a consulta es "uno de los mayores desafíos" que a nuestro sistema democrático se ha hecho por un presidente regional.

Poco tardaron en llegar las reacciones desde el País Vasco. El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, pidió a Zapatero, que si presenta un recurso de inconstitucionalidad "no impida" el recorrido de la consulta solicitando su suspensión. Además, le instó a que "sea honesto y se siente a hablar". "Nosotros estamos dispuestos", añadió.

Asimismo, explicó que la votación de en la Cámara vasca supone un resultado "ilusorio" con la "farsa" del PCTV, que opta por "el voto del timo de la estampita". También advirtió de que acatar la legalidad no implica "hincar la rodilla", por lo que su partido debatirá internamente y después promoverá "todo tipo de iniciativas políticas e institucionales".

La portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, aseguró en la misma línea que el rechazo del Ejecutivo a la consulta responde a "un veto político" y no a "una imposibilidad jurídica", por lo que ha exigido a sus máximos responsables que "dejen de engañar a la sociedad".

Así, acusó a la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, de pretender enviar esta nueva iniciativa del lehendakari "directamente al cajón" como, según recordó, hizo el Gobierno Español con la anterior propuesta que vislumbraba un nuevo estatuto político para Euskadi.

  • 1