Local

Ibarretxe seguirá con su referendum pese al varapalo electoral del PNV

El Gobierno vasco y el PNV lanzaron ayer el mensaje de que no piensan dar ni un paso atrás en su idea de convocar en octubre un referéndum sobre la autodeterminación del País Vasco. Pese a que los resultados del 9-M supusieron un importante varapalo para el PNV, que perdió un 38% de sus votos, no va a cambiar de plan.

el 15 sep 2009 / 01:35 h.

TAGS:

El Gobierno vasco y el PNV lanzaron ayer el mensaje de que no piensan dar ni un paso atrás en su idea de convocar en octubre un referéndum sobre la autodeterminación del País Vasco. Pese a que los resultados del 9-M supusieron un importante varapalo para el PNV, que perdió un 38% de sus votos, no va a cambiar de plan.

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, afirmó que, aunque los resultados "no han sido los esperados" por los grupos del tripartito (PNV, EA y EB), el lehendakari, Juan José Ibarretxe, mantendrá su "mano tendida" para lograr un acuerdo de "paz y normalización política" con José Luis Rodríguez Zapatero, pero avisó de que si éste "se niega al diálogo", Ibarretxe mantendrá su hoja de ruta y la Cámara vasca decidirá si convoca elecciones anticipadas en Euskadi o si celebra una consulta.

En declaraciones tras el Consejo de Gobierno, y ante la posibilidad de que un entendimiento con el nuevo Ejecutivo socialista pueda suponer una demora de la consulta sobre el futuro de Euskadi, inicialmente fijada por el lehendakari para el 25 de octubre de este año, explicó que "la primera tarea es dialogar y tratar de alcanzar acuerdos" y que "a partir de ahí, todos tenemos flexibilidad suficiente".

Azkarate se refirió al compromiso de Rodríguez Zapatero con el fin de la "crispación" y "el fortalecimiento del diálogo", y afirmó que el Ejecutivo autonómico "le toma la palabra". A pesar de esta "mano tendida", advirtió de que "si el diálogo y el pacto se niega, si se dice no a todo lo que no sea pensar como el Partido Socialista sin dar una sola oportunidad al acuerdo, será el Parlamento vasco quien decida democráticamente si estamos ante un adelanto electoral o si estamos ante la oportunidad de que la sociedad desbloquee en una consulta la situación de parálisis que se produzca".

todo sigue igual. En la misma línea se expresó el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien aseguró que su partido mantendrá el calendario establecido para sacar adelante el proyecto político que presentó el lehendakari. Eso sí, confía en sentarse a dialogar con Zapatero sobre un autogobierno vasco "adecuado al siglo XXI".

En una entrevista ofrecida por Radio Euskadi, Urkullu rechazó que la pérdida de 117.000 votos registrada por el PNV en las últimas elecciones se deba a una tendencia a la baja del respaldo a su partido, aunque reconoció que "son malos resultados", pero "tampoco nos tienen que llevar a la flagelación".

Urkullu pide ahora a su partido un "análisis sereno, no exento de autocrítica", y comenzar a pensar en "los factores sociológicos y políticos que afectan a la sociedad vasca del siglo XXI", que "quizás se mueve hacia posturas más tranquilas, menos tensionadas y dramáticas" que antes.

  • 1