Economía

Iberdrola se queda sin su mayor proyecto energético en Sevilla

La solar de Aznalcóllar no pasa el corte de Industria pese al sí de la Junta

el 24 mar 2010 / 21:30 h.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante la presentación ayer en Bilbao.

"No sabemos el porqué. Teníamos el OK para todos los papeles". Iberdrola se quedará sin la planta termosolar que, desde hace ya un lustro, acariciaba en la localidad de Aznalcóllar, su proyecto energético estrella -y el único de gran envergadura- para la provincia de Sevilla y que exigía inversiones superiores a los 200 millones de euros. El Ministerio de Industria no la ha incluido en su registro de preasignación de renovables, una negativa que ha sacudido, cual calambrazo, a una eléctrica que espera las razones oficiales para poder alegar. No se da por perdida, según el delegado del grupo para la comunidad andaluza, Alberto Yarte.

No en vano, la inversión fue anunciada a bombo y platillo por la Junta de Andalucía, dado que se desplegaría en una comarca que aún recuerda el impacto económico y laboral que deparó el vertido tóxico de las minas de Boliden. Los 400 empleos de la bautizada como plataforma Ibersol Sevilla y el efecto arrastre sobre la industria de toda la zona se han quedado, asimismo, en el aire.

Semejante no de Industria, pese al sí de la Administración autonómica, salió ayer a relucir en la tradicional rueda de prensa que el presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ofreció en Bilbao previa a la junta general de accionistas que se celebrará mañana. Todos los papeles, explicó, estaban presentados, de ahí que confiara en que se trate de un error, al tiempo que dijo aguardar las razones para, en su caso, alegar.

El ejecutivo cargó contra las primas que recibe la energía solar (fotovoltaica y termosolar), más elevadas que las que llegan a la actual reina de las renovables, la eólica (en la que el grupo ejerce el liderazgo mundial), aunque matizó que sus críticas no entraban en contradicción con sus proyectos en este ámbito de la generación eléctrica. ¿Su apostilla? Que un "producto aún inmaduro" como es el sol ha de desplegarse de manera controlada, y no a través de una auténtica avalancha cuyas subvenciones públicas, al final, terminan por incrementar los peajes de la tarifa eléctrica (costes no vinculados al precio en sí de la luz consumida).

Sánchez Galán, asimismo, se refirió a la tardanza en la configuración del mapa eólico marino en España, vital también para Andalucía por cuanto los litorales más propicios para instalar molinos de viento son los de Cádiz, Huelva y Castellón, y para todos ellos Iberdrola ya tiene diseñados y presentados varios proyectos. No consideró que haya parálisis al respecto por parte de la Administración central, a la que competen las aguas donde se ubicarán, y sí una complejidad: a diferencia de los mares escoceses, a catorce kilómetros de las costas españolas, el lugar idóneo y sin impacto visual, la profundidad es tal que la tecnología no está todavía lo suficientemente desarrollada para levantar allí los aerogeneradores.

La eólica marina, comentó, marcará la segunda revolución de las renovables, y el grupo se estrenará con este tipo de producción eléctrica en el Reino Unido y Alemania. Nuestro país, pues, tendrá que esperar.

Tras definir la pasada década como histórica para la compañía, Sánchez Galán indicó que para el próximo trienio (2010-2012) se acometerán inversiones de 18.000 millones, dos tercios en el extranjero, especialmente en EEUU, y la mayoría en energías verdes. Alberto Yarte, por su parte, especificó que, para el ejercicio en curso, en Andalucía se desplegarán unos 425 millones, de los que una gran porción se destinará a sufragar la reciente compra a Gamesa del complejo eólico del Andévalo, en Huelva.

La estrategia de crecimiento en la energía procedente del viento se realizará tanto adquiriendo parques ya construidos o en ejecución como desarrollando proyectos propios.

El delegado andaluz pidió al nuevo Ejecutivo de José Antonio Griñán, cuya cartera de Innovación ha cambiado de manos, que entable mucho diálogo con Industria para que los concursos energéticos que se convoquen en la comunidad no sean mermados en potencia y, por tanto, en proyectos e inversión, como así ha sucedido para la generación eólica y solar. Según Yarte, tal freno ha paralizado más de 300 millones de Iberdrola en Andalucía.

Galán reta a ACS a lanzar una opa total y en metálico 

Era como un fantasma, estaba pero sin estar. Florentino Pérez, presidente del grupo ACS, copó ayer, por segundo año consecutivo, el protagonismo de la rueda de prensa de Iberdrola previa a su junta general de accionistas. Sin tan siquiera nombrarlo, el presidente y consejero delegado de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, retó a la constructora a lanzar una opa, y pagada en metálico, sobre la totalidad de las acciones de la compañía energética si persiste en su objetivo de controlarla.

Con sus palabras, Sánchez Galán dejaba claro que, de nuevo, dará portazo a la entrada de ACS en el consejo de administración de Iberdrola, cuyo principal accionista es precisamente la constructora, argumentando que confluyen conflictos de intereses entre ambos grupos, es decir, que se hacen la competencia. No los aclaró pese a la insistencia de los periodistas, si bien tienen que ver con la actividad del grupo del también presidente del Real Madrid en renovables, especialmente eólica y termosolar.

Y si son competidores, reiteraron fuentes de la eléctrica, ésta no le dará cabida en el consejo, así lo establecen sus reglas de gobierno corporativo. Pero en las respuestas del máximo ejecutivo de Iberdrola también había que leer entre líneas para así conocer el porqué de tan rotunda negativa. Primero señaló que su accionariado es estable y fiel, además de diversificado y con una amplísima presencia de particulares (casi medio millón). Después apuntó que el de Iberdrola es un proyecto industrial a largo plazo e independiente. Y, por último, que los accionistas son soberanos, éstos han de decidir sobre la cuestión y él velará por los intereses de todos, no de unos cuantos, no de uno solo. Si alguien quiere controlarla, que lance una opa. ¿Y cuánto vale la eléctrica? "Vale mucho".

Como trasfondo, el aplazamiento del debate en el Congreso sobre la eliminación de los blindajes en empresas cotizadas, que afectaría de lleno a Iberdrola y facilitaría el asalto de Florentino Pérez. La guerra terminará, posiblemente, en los tribunales. 

  • 1