Economía

Iberdrola urge solucionar el déficit de tarifa para garantizar las inversiones

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, señaló ayer que el sector energético, junto con las infraestructuras o telecomunicaciones, están llamados a ser "parte de la solución" de la crisis. Afirmó que la compañía vasca quiere convertirse en "motor de la recuperación a través de sus inversiones", que este año ascenderán a 4.200 millones.

el 16 sep 2009 / 00:11 h.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, señaló ayer que el sector energético, junto con las infraestructuras o telecomunicaciones, están llamados a ser "parte de la solución" de la crisis. Afirmó que la compañía vasca quiere convertirse en "motor de la recuperación a través de sus inversiones", que este año ascenderán a 4.200 millones.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, aseguró ayer que la compañía quiere convertirse "en parte de la solución" de la crisis económica actual, aunque indicó que, para ello, "es fundamental que los gobiernos nos ayuden y no nos pongan barreras". Así, señaló la necesidad de arreglar los problemas "estructurales" que vive el sector energético nacional.

En este sentido, Galán indicó que el primer grupo energético del país y una de las cinco mayores eléctricas del mundo "quiere ser parte de la solución de España a través de inversiones importantes para hacer cosas que necesita y que de no llevarse a cabo crearían más problemas". En cualquier caso, subrayó que el marco regulatorio español "no es de lo más estable" y reclamó al Gobierno que se solucionen algunas trabas históricas, como el déficit de tarifa (diferencia entre el coste que supone la generación de electricidad y lo que se abona en la factura), ya que, de lo contrario, "las eléctricas serán un problema más".

En concreto, las inversiones de las que habló Galán ascenderán a 4.200 millones durante 2009 "para convertirse en un motor de la recuperación económica". "El sector necesita que desaparezca la incertidumbre regulatoria para poder convencer a los mercados financieros", explicó.

Galán hizo estas declaraciones durante la rueda de prensa previa a su junta de accionistas, que se celebra mañana, y donde no pudo evitar las referencias al presidente de ACS, Florentino Pérez, que la semana pasada se reunió con él para pedirle formalmente la entrada de la constructora en el consejo de la eléctrica. Respecto a este tema, afirmó que el consejo "estudiará" su posible incorporación, aunque advirtió de que ACS -que controla entre acciones directas e indirectas un 12,6% de Iberdrola- no entrará en el órgano de la compañía "hasta que no haya vacantes" y siempre que el órgano "lo considere oportuno".

De cualquier modo, evitó concretar la fecha en la que se podría producir esta situación y ahondó en que su opinión "la expresaré en el consejo de administración cuando se trate este asunto, igual que lo hará el resto de los consejeros". Sobre los posibles contactos entre Pérez y José María Aznar para que este último facilitara su entrada en el consejo, Galán precisó "que no le constan", aunque recordó que Iberdrola "se debe al interés social y no al político".

Tampoco se olvidó de una de las grandes polémicas del sector, la energía nuclear. A este respecto, se mostró contrario al cierre de la central de Garoña (Burgos) -la más antigua de España y que debe echar el cierre en julio- y defendió que debe ampliarse su vida útil, ya que se encuentra en un estado "excelente". "Cerrarla sería un lujo en tiempos de crisis como los actuales", valoró. En cuanto a si deberían construirse más centrales de este tipo en España, Galán consideró que se trata una decisión "política". "No voy a ser yo quien le diga qué tiene que hacer al presidente", sentenció.

  • 1