martes, 11 diciembre 2018
18:40
, última actualización
Deportes

Iborra: "Nos vamos a dejar el alma por llevar más noches europeas a Nervión"

ENTREVISTA. El capitán del Sevilla en Anoeta anotó en la ida un gol que puede ser fundamental en Alemania. Analiza las opciones sevillistas en ‘su’ torneo

el 25 feb 2015 / 10:44 h.

Iborra posa para El Decano en el Metrosol Parasol (Manuel Gómez). Iborra posa para El Decano en el Metrosol Parasol (Manuel Gómez). —El Sevilla está ante uno de los partidos más importantes de la temporada, ¿cómo afrontan este reto? —Con mucha ilusión, con muchas ganas de pasar la eliminatoria, dar una alegría a nuestra gente y dar un paso más en esta competición que creemos que es especial para todos. —¿Piensa que es un partido vital después de lo ocurrido en Copa o tras haberse alejado a cinco puntos de la Champions? —Sí que es verdad que pasar la eliminatoria nos vendría bien. Más aún cuando llegas a los cruces a doble partido, donde es decisivo cada partido. Cualquier choque es importante y lo que queremos es sacar un resultado positivo que nos dé el pase a octavos de final. —¿Cuáles serán las claves en Alemania? —Pienso que lo importante es que ellos no jueguen fácil. No tengan las ideas claras como en el inicio del partido de aquí y a partir de ahí tener nosotros la claridad arriba para hacer contras y poder finiquitar la eliminatoria conun gol. —Un partido más cerrado que en el Sánchez-Pizjuán. —Sí. Quizás sí porque a lo mejor nosotros, por la necesidad de sacar un resultado positivo, y luego ellos porque querían jugar bien al fútbol, se vio un partido más abierto de lo que nos hubiese gustado. Lo mismo se ve en Alemania un partido más cerrado, aunque nunca se sabe. Nosotros queremos aguantar el resultado y ampliarlo conforme pase el partido. —¿Temen una encerrona estilo a la de Mestalla el pasado año? —Ellos van a echar el resto, con su gente apoyándolos. El campo va a estar lleno y será un ambiente complicado para nosotros. Para los futbolistas es mejor enfrentarnos a este tipo de partidos y de ambientes y estamos preparados para hacer un buen partido y pasar la eliminatoria. Es lo que queremos y esperamos poder certificar allí. —Al menos su gol les da cierta ventaja. —La verdad es que sí. Hicimos lo que queríamos, que no era otra cosa que ganar y no encajar gol. A partir de ahí sabemos que en el duelo de vuelta tenemos que pensar que podemos hacer gol. Marcar en Alemania es fundamental para pasar. —¿Sería un fracaso caer eliminados? —Un fracaso no porque nos enfrentamos al tercer clasificado de una liga tan competitiva como la alemana. Lo que sí sería es una desilusión porque todos tenemos puestas muchas esperanzas en esta competición tan especial. Somos los vigentes campeones y queremos llegar  lo más lejos posible. —Viendo la trayectoria reciente lejos de Nervión, ¿entiende el temor a un tropiezo? —Esperemos que sea una mala racha. Debe ser un reto ganar un partido ya fuera de casa y que mejor que hacerlo en un partido así, donde nos jugamos tanto y en un escenario que será tan complicado. Es el día de dar un paso al frente. —Ya hablando de la Liga, ¿lo ocurrido en San Sebastián tiene alguna explicación o lógica? —Lógica no. Pasaron muchas cosas. Hubo penaltis, situaciones decisivas y al final creo que con 2-3 teníamos el partido en la mano y no lo pudimos cerrar. Debemos aprender de esta derrota para el futuro. —¿Piensa que fue un pecado de bisoñez, de juventud? Así lo argumentó su entrenador… —Creo que después de remontar dos veces y quedando pocos minutos, se tiene que tener ese toque de experiencia para que no se juegue más y llevarte el partido. Era un resultado para defender con uñas y dientes y que no se nos escapara. —El Valencia se ha ido a cinco puntos y ahora viene el Atlético al Sánchez-Pizjuán, ¿se ha puesto muy cruda la Champions? —Queda mucho. El año pasado fuimos de menos a más.  Este año estamos bien clasificados pero es cierto que el Valencia se ha escapado un poco. Pero repito que queda mucho. El pasado año tuvimos una gran racha con muchas victorias consecutivas y casi alcanzamos al Athletic. Tenemos que ir paso a paso. Ahora tenemos un reto bonito como es la Europa League. El domingo vendrá el Atlético y afrontaremos el partido como se merece. Es un día al que a todos nos gusta estar. Es un rival difícil, el vigente campeón, pero intentaremos ganarle ante nuestra gente. —En al terreno personal, en 2015 no le pueden ir mejor las cosas. —Es lo que quería, sobre todo recuperarme del pie, tener minutos… Y si puedo aportarle al equipo goles, pues mejor que mejor. —Incluso fue capitán. —Me enteré justo antes del partido, supongo que lo habría decidido el míster. Para mí es un orgullo el poder llevar este brazalete de un club histórico y más aún pensando en los buenos capitanes que ha tenido el Sevilla a lo largo de su historia. Es una responsabilidad y un orgullo. En el equipo hay gente que tiene galones de ser capitán. Pero cada vez que me toque llevarlo lo defenderé a muerte. —Parece que le ha llegado el gol ahora que juega como mediocentro y no tan cerca del área, ¿qué ha cambiado realmente? —Independientemente de lo que el míster decida, yo lo que quiero es jugar, sea más arriba o más abajo. Se ha demostrado que el fútbol es así, que cuando he jugado más abajo ha llegado el gol. Pero lo importante es que he tenido las oportunidades y con trabajo llegarán los resultados. —Mejor haciendo de Lampard que de Kanouté, ¿no? —A mí me da igual. Yo puedo incorporarme desde segunda línea. Lo importante es ayudar al equipo desde la posición que sea. Pero, eso sí, siempre jugando. —¿Qué le dice Unai Emery con respecto a su posición y a la de Banega? —Éver baja un poco más a la construcción y cuando el balón esta por banda o en los metros finales me puedo incorporar. Son variantes. Lo bueno es que el equipo lo trabaja y con el tiempo lo hace cada vez mejor. —¿Le dio rabia aquella noche del Bernabéu? —Más que a mí posiblemente no le diera a nadie. Creo que fueron importantes las ocasiones que tuve, desgraciadamente ese día no las pude hacer. Y ya lo dije, que seguiría trabajando y peleando para que otro día no se me escaparan. Y así llegó, por ejemplo, el gol del jueves pasado. —¿Algún pronóstico para Alemania? —Ganar. Todo lo que sea ganar nos vale y vamos con esa mentalidad. —¿Un deseo para la presente temporada? —Un título. Creo que lo que he vivido aquí viendo a tanta gente feliz es indescriptible. Y también poder entrar en Champions. Para mí jugarla con el Sevilla es un reto. —Pero ganar siendo protagonista, ¿no? —Evidentemente. Es lo que quiero, y por mí no va a quedar, el dejarme hasta la última gota de sudor en el trabajo para hacer lo que el míster quiere y ser importante en este equipo. —Por último, ¿un mensaje para los sevillistas de cara a mañana? —Que sigan confiando en este equipo. Vamos a dejarnos el alma por pasar la eliminatoria y llevar al Sánchez-Pizjuán otra noche de Europa, por seguir viviendo el sueño europeo.

  • 1