miércoles, 20 marzo 2019
10:10
, última actualización
Local

Identifican al tercer ocupante de la cabina del Spanair siniestrado

Es la persona que preguntó sobre lo que habían hecho los mecánicos.

el 03 mar 2011 / 21:13 h.

TAGS:

Bomberos inspeccionan la zona donde ocurrió el accidente del avión de Spanair en 2008.

Un azafato era la tercera persona que iba en la cabina del avión de Spanair que se estrelló en el aeropuerto de Barajas el 20 de agosto de 2008. El padre de un Tripulante de Cabina (TCP) que iba de reemplazo en el vuelo, identificó a su hijo como la tercera persona que se encontraba con el piloto y el copiloto en los momentos anteriores al accidente a partir de la voz de las grabaciones de la caja negra.


Vicente Guerrero realizó la identificación de la voz de su hijo en los juzgados de instrucción número 11 de Madrid y ante el juez Javier Pérez a petición de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022. Según explicó la presidenta de esta entidad, Pilar Vera, fue su asociación la que solicitó que Guerrero reconociera la voz de su hijo cuando apreció en las diligencias previas que está instruyendo el juez, que se achacaba al piloto en línea como el tercer ocupante de la cabina.


No obstante, esta hipótesis no sería válida, según el testimonio de Guerrero, quien identificó sin duda la voz de su hijo en la grabación que escuchó ante el juez. "Me habían dicho que era él y efectivamente así había sido. No he tardado nada en reconocerlo, mi hijo interviene preguntando qué es lo que habían hecho los mecánicos", aseguró Guerrero a la salida del juzgado.


El padre del azafato cuya voz ha sido identificada aseguró que no había podido escuchar la grabación hasta ahora, tras la petición realizada por parte de la asociación al juez.


Junto a Guerrero también aportó su testimonio una de las supervivientes al fatal accidente, Loreto González, quien iba sentada en la segunda fila del avión.


González testificó sobre "lo que recordaba" de como iban sentadas las personas en los momentos anteriores al "trágico despegue" y declaró que vio a dos personas de la tripulación de relevo levantarse cuando entraron los mecánicos a reparar el avión. También vio como los pilotos que iban en cabina salieron, que los tripulantes estuvieron hablando y "como iban sentados cada uno".

Según explicó González, prestó mucha atención a los asientos porque iba en primera clase y vigilaba si quedaría algún hueco para que su hija, que viajaba en clase turista, pudiera ir a comer con ella en el transcurso del vuelo, o viceversa.


"La asociación lo único que quiere es saber la verdad sobre esta tragedia, que son los 154 muertos", destacó Vera, quien recordó que Guerrero habría expresado desde hace varios meses su voluntad de escuchar las grabaciones "porque sabía a ciencia cierta que el tercer ocupante de la cabina era su hijo", lo que finalmente "era cierto".
Relé defectuoso. Asimismo, esta asociación presentará el 14, 15 y 16 de marzo pruebas sobre los fallos del relé del avión que darán "un vuelco a la investigación", según Pilar Vera.


La asociación sostiene que la causa del accidente fueron fallos en el citado relé, en base a un informe que ha elaborado su perito y que defiende esa teoría. A la vista de esta ratificación pericial, el juez autorizó nuevas pruebas, que se van a presentar a ahora, y con las que la asociación espera demostrar que el relé "fue la causa del accidente porque el avión tenía un fallo importante", manifestó Vera.


La investigación sobre este accidente se centra en investigar los posibles fallos del relé R2-5. Éste actúa sobre el TOWS, el calefactor de la sonda RAT, la indicación de ventilación del compartimento de aviónica y el sistema de alimentación cruzada de AC.

  • 1